Consejos

Coca (cocaína) Historia, domesticación y uso

Coca (cocaína) Historia, domesticación y uso

La coca, la fuente de cocaína natural, es uno de los pocos arbustos de la familia de plantas Erythroxylum. Erythroxylum incluye más de 100 especies diferentes de árboles, arbustos y subarbustos nativos de América del Sur y otros lugares. Dos de las especies sudamericanas, E. coca y E. novogranatense, tienen alcaloides potentes en sus hojas, y esas hojas se han utilizado por sus propiedades medicinales y alucinógenas durante miles de años.

E. coca se origina en la zona montañosa de los Andes orientales, entre 500 y 2,000 metros (1,640-6,500 pies) sobre el nivel del mar. La primera evidencia arqueológica del consumo de coca se encuentra en la costa del Ecuador, hace unos 5.000 años. E. novagranatense se conoce como "coca colombiana" y es más capaz de adaptarse a diferentes climas y elevaciones; primero en el norte de Perú, comenzando hace unos 4,000 años.

Uso de coca

El antiguo método de consumo de cocaína andina consiste en doblar las hojas de coca en un "quid" y colocarlo entre los dientes y el interior de la mejilla. Una sustancia alcalina, como cenizas de madera en polvo o conchas marinas horneadas y en polvo, se transfiere al quid utilizando un punzón plateado o un tubo puntiagudo de piedra caliza. Este método de consumo fue descrito por primera vez a los europeos por el explorador italiano Amerigo Vespucci, quien conoció a los consumidores de coca cuando visitó la costa del noreste de Brasil, en el año 1499. La evidencia arqueológica muestra que el procedimiento es mucho más antiguo que eso.

El consumo de coca era parte de la antigua vida cotidiana andina, un símbolo importante de identidad cultural en las ceremonias, y también se usaba con fines medicinales. Se dice que masticar coca es bueno para aliviar la fatiga y el hambre, es beneficioso para las enfermedades gastrointestinales y se alivia el dolor de caries dental, artritis, dolores de cabeza, llagas, fracturas, hemorragia nasal, asma e impotencia. También se cree que masticar hojas de coca alivia los efectos de vivir en grandes altitudes.

Masticar más de 20-60 gramos (.7-2 onzas) de hojas de coca da como resultado una dosis de cocaína de 200-300 miligramos, equivalente a "una línea" de cocaína en polvo.

Historia de la domesticación de coca

La evidencia más temprana del uso de coca descubierta hasta la fecha proviene de un puñado de sitios precerámicos en el Valle de Nancho. Las hojas de coca han sido fechadas directamente por AMS a 7920 y 7950 cal BP. Los artefactos asociados con el procesamiento de coca también se encontraron en contextos que datan de 9000-8300 cal BP.

  • ¿Cuál es el método de citas AMS?
  • ¿Qué significa cal BP?

La evidencia del uso de coca también se ha obtenido en cuevas en el valle de Ayacucho en Perú, dentro de niveles que datan entre 5250-2800 cal aC. Se ha identificado evidencia del uso de coca en la mayoría de las culturas de América del Sur, incluidas las culturas Nazca, Moche, Tiwanaku, Chiribaya e Inca.

Según los registros etnohistóricos, la horticultura y el uso de la coca se convirtieron en un monopolio estatal en el imperio inca hacia el año 1430. Las élites incas restringieron el uso a la nobleza a partir de los años 1200, pero la coca continuó ampliándose en uso hasta que todas las clases, excepto las más bajas, tuvieron acceso a El tiempo de la conquista española.

Evidencia arqueológica del uso de coca

  • Sitios del valle de Nanchoc (Perú), 8000-7800 cal BP
  • Cuevas del valle de Ayacucho (Perú), 5250-2800 cal BC
  • Cultura Valdivia (3000 a. C.) de la costa del Ecuador (puede representar el comercio de larga distancia o la domesticación)
  • Costa peruana (2500-1800 aC)
  • Figuritas de Nazca (300 a. C.-300 d. C.)
  • Las macetas Moche (AD 100-800) ilustran una mejilla abultada, y las hojas de coca en las calabazas se han recuperado de las tumbas Moche
  • Tiwanaku por AD 400
  • Arica, Chile por AD 400
  • La cultura de Cabuza (ca AD 550) momias enterradas con quids de coca en sus bocas

Además de la presencia de quids y kits de coca, y las representaciones artísticas del consumo de coca, los arqueólogos han utilizado la presencia de depósitos alcalinos excesivos en los dientes humanos y los abscesos alveolares como evidencia. Sin embargo, no está claro si los abscesos son causados ​​por el consumo de coca o si son tratados por el consumo de coca, y los resultados han sido ambiguos sobre el uso de cálculo "excesivo" en los dientes.

A partir de la década de 1990, se utilizó la cromatografía de gases para identificar el uso de cocaína en restos humanos momificados, particularmente la cultura Chirabaya, recuperada del desierto de Atacama en Perú. La identificación de BZE, un producto metabólico de la coca (benzoilecgonina), en los tallos del cabello, se considera una amplia evidencia del uso de coca, incluso para los usuarios de hoy en día.

Sitios Arqueológicos de Coca

  • San Lorenzo del Mate (Ecuador), 500 a.C.-500 d.C., entierro masculino adulto con depósitos excesivos de cálculo en los dientes, una espátula decorada asociada de concha y un pequeño depósito en forma de cuenco de una sustancia alcalina (probablemente una vez en una calabaza)
  • Las Balsas (Ecuador) (300 a. C.-100 d. C.). Receptáculo Cal
  • PLM-7, sitio de Arica en la costa de Chile, 300 aC, kit de coca
  • PLM-4, sitios de Tiwanakoid en Chile con una bolsa llena de hojas de coca
  • Llullallaco, Argentina, sacrificios de niños del período inca exhibieron consumo de coca antes de la muerte

Fuentes:

  • Bussmann R, Sharon D, Vandebroek I, Jones A y Revene Z. 2007. Salud para la venta: los mercados de plantas medicinales en Trujillo y Chiclayo, norte de Perú. Revista de Etnobiología y Etnomedicina 3(1):37.
  • Cartmell LW, Aufderheide AC, Springfield A, Weems C y Arriaza B. 1991. La frecuencia y la antigüedad de las prácticas prehistóricas de masticación de hojas de coca en el norte de Chile: radioinmunoensayo de un metabolito de cocaína en cabello de momia humana. Antiguedad Latinoamericana 2(3):260-268.
  • Dillehay TD, Rossen J, Ugent D, Karathanasis A, Vásquez V y Netherly PJ. 2010. Holoceno temprano masticando coca en el norte de Perú. Antigüedad 84(326):939-953.
  • Gade DW. 1979. Asentamiento inca y colonial, cultivo de coca y enfermedades endémicas en el bosque tropical. Revista de Geografía Histórica 5(3):263-279.
  • Ogalde JP, Arriaza BT y Soto EC. 2009. Identificación de alcaloides psicoactivos en cabello humano andino antiguo por cromatografía de gases / espectrometría de masas. Revista de ciencia arqueológica 36(2):467-472.
  • Plowman T. 1981 coca amazónica. Revista de Etnofarmacología 3(2-3):195-225.
  • Springfield AC, Cartmell LW, Aufderheide AC, Buikstra J y Ho J. 1993. Cocaína y metabolitos en el cabello de los antiguos masticadores de hojas de coca peruanas. Ciencia forense internacional 63(1-3):269-275.
  • Ubelaker DH y Stothert KE. 2006. Análisis elemental de álcalis y depósitos dentales asociados con la masticación de coca en Ecuador. Antiguedad Latinoamericana 17(1):77-89.
  • Wilson AS, Brown EL, Villa C, Lynnerup N, Healey A, Ceruti MC, Reinhard J, Previgliano CH, Araoz FA, Gonzalez Diez J et al. 2013. La evidencia arqueológica, radiológica y biológica ofrece información sobre el sacrificio de niños incas. procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias 110(33):13322-13327.