Interesante

Comercio etrusco

Comercio etrusco



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La civilización etrusca floreció en el centro de Italia entre los siglos VIII y III a. C., y su prosperidad se basó en gran medida en la explotación de los recursos minerales locales, tanto a través de productos manufacturados como del comercio. Los etruscos intercambiaron bienes no solo con sus ciudades vecinas de Etruria, sino también con las civilizaciones mediterráneas contemporáneas, como las culturas griega, fenicia y del Cercano Oriente. Especialmente conocidos por su producción y exportación de hierro, los etruscos recibieron a cambio, entre otras cosas, marfil de Egipto, ámbar del Báltico y cerámica de Grecia y Jonia. Con estas relaciones comerciales llegaron las influencias culturales, como se ve tanto en la vida cotidiana como en el arte etruscos.

Una red de ciudades independientes

Quizás sea importante señalar aquí que cuando hablamos del comercio etrusco estamos describiendo los acuerdos comerciales de las ciudades individuales. Los etruscos no formaron un estado político y económico cohesionado, como explica el historiador N. Spivey,

Está claro que no había comercio administrado en esta etapa; muchas pequeñas unidades políticas competían en términos relativamente iguales en una red de intercambio. El acceso a esta red de intercambio estaba restringido a una élite "principalmente", pero no estaba muy centralizado. (Spivey y Stoddart, 83)

Dicho esto, es cierto que los pueblos costeros etruscos actuaron en general como emporios, especialmente a partir del siglo VII a. C. en adelante. Desde sitios como Cerveteri, Tarquinia y Populonia, los bienes se habrían comercializado hacia el interior de Etruria. Uno puede imaginar que los bienes de fuentes continentales habrían viajado en la dirección opuesta.

Los bienes se habrían intercambiado y pagado en especie, aunque desde el siglo VI a. C. hay evidencia de que los lingotes de bronce estampados con una rama sin hojas se usaban para pagar los pedidos al por mayor. Desde el siglo V a. C., varias ciudades etruscas acuñaron sus propias monedas de oro o plata, aunque esto, como en otras partes del Mediterráneo, probablemente obedeció a la necesidad de pagar a los soldados en lugar de comerciar.

Comercio de Villanovan

La cultura etrusca temprana, conocida como la cultura Villanova de la Edad del Hierro, se desarrolló entre 1000 y 750 a. C. en el centro occidental de Italia. La prosperidad inicial de estos pueblos se basó en los ricos depósitos minerales de la zona que incluían plomo, estaño, cobre, plata y, sobre todo, hierro. La agricultura se desarrolló con implementos metálicos mejorando la productividad, lo que trajo estabilidad y la posibilidad de una industria manufacturera a pequeña escala de alfarería y artículos metálicos. Así, se produjo un intercambio de mercancías entre los pueblos etruscos, especialmente los de la costa y los ríos cercanos donde se facilitó el acceso al interior. Además, las obras de bronce descubiertas en los sitios etruscos indican el contacto con Cerdeña, Europa central, los Balcanes e incluso las Cícladas. Estos vínculos dieron lugar a una metalurgia más avanzada, pero el florecimiento del comercio etrusco apenas estaba comenzando.

Finalmente, los recursos minerales y el aumento de la riqueza de los etruscos comenzaron a atraer extranjeros a la zona.

Expandiendo Horizontes

Finalmente, los recursos minerales y la creciente riqueza de los etruscos comenzaron a atraer extranjeros a la zona. En el siglo VIII a. C., los eubeos, a través de su base en Pithecusae (Ischia), se presentaron a los etruscos. También en el siglo VIII a. C., o incluso antes, se establecieron vínculos comerciales con las culturas contemporáneas en Egipto, Fenicia, Jonia y el Cercano Oriente, todos ansiosos por encontrar nuevas fuentes de metales. Prueba de ello son los hallazgos de, por ejemplo, huevos de avestruz (decorados en Etruria), productos de marfil, joyas de pasta de vidrio y objetos metálicos distintivos de su lugar de producción, como pequeños barcos de bronce de Cerdeña y escarabajos de Egipto. La fina cerámica griega parece haber sido especialmente estimada por los etruscos, y esto provenía de talleres en Esparta, Corinto, Grecia oriental y, sobre todo, Ática. También hay evidencia de que los artículos de cerámica incluso se hicieron para satisfacer los gustos etruscos. Las importaciones extranjeras no detuvieron la producción local, como ilustran los artículos del pintor Micali de Vulci. Sus embarcaciones se han encontrado en sitios de Etruria y muestran que el comercio local prosperó junto con el intercambio internacional. Otras importaciones extranjeras habrían incluido oro, marfil, muebles de madera fina, botellas de vidrio para perfumes y cremas, lámparas de aceite y esclavos.

¿Historia de amor?

¡Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico!

Tal fue la presencia marítima etrusca en este período que ganaron una reputación de piratería que duró toda la antigüedad. La industria manufacturera, que ya estaba en auge gracias a un suministro inmediato de materias primas, se benefició aún más de la llegada en persona de artistas y artesanos de Grecia y el Levante para establecerse en Etruria, tal fue la demanda de artículos de metales preciosos y cerámica fina. Muchos de estos artistas y comerciantes extranjeros se establecieron en áreas comerciales costeras especializadas: emporia. Aquí podrían vivir como quisieran, protegidos por sus santuarios y capaces de adorar su religión, en efecto, un hogar lejos del hogar. Los más importantes de estos emporios fueron Pyrgi (un puerto de Cerveteri), Regae (Vulci) y Gravisca (Tarquinia). Así, los etruscos tenían garantizado un suministro continuo de los artículos de lujo que necesitaban para el uso diario o como ofrendas votivas en los santuarios o para dejar los bienes para acompañar a los muertos en las grandes tumbas pintadas de la élite etrusca a lo largo de los siglos.

Exportaciones exitosas

Sin embargo, un aumento en la competencia de los comerciantes griegos y cartagineses llevó a los etruscos a buscar nuevos mercados tierra adentro, y estos los encontraron en los celtas al otro lado de los Alpes. Las exportaciones de vino están atestiguadas por los numerosos hallazgos de las grandes jarras de bronce fabricadas en Vulci. Se han encontrado ánforas hechas en Vulci con el vino local a lo largo de la costa etruriana y en la Provenza, Alicante y en las islas de Sicilia y Naxos.

Otra exportación etrusca exitosa fue bucchero, su propia cerámica distintiva con un acabado brillante casi negro. Se han encontrado ejemplos de bucchero a lo largo de las zonas costeras del sur de Francia y el noroeste de España, en Atenas, Esparta y Corinto, en Corfú y Chipre, en Cartago, en Rumania, Siria, Libia y Egipto. El hecho de que otras culturas extranjeras apreciaran otros productos manufacturados etruscos (trozos de caballo, cascos y escudos) se ve en su uso como ofrendas votivas en lugares religiosos "internacionales" tan importantes como Olimpia, Delfos y Dodona. Además, se han excavado peroné (hebillas) de fabricación italiana en Egina, Rodas y Samos.

Competencia por el comercio

Naturalmente, los etruscos no lo hicieron todo a su manera, y otras culturas comerciales con frecuencia buscaban abrirse paso en sus lucrativas rutas comerciales. Las ciudades etruscas firmaron un tratado con Cartago para acordar áreas exclusivas de operación en 509 a. C., pero la pareja tuvo que defender sus intereses contra una flota naval griega. Esto lo hicieron con éxito en la Batalla de Alalia (también conocida como Batalla del Mar de Cerdeña) en 540 a. C. En el siglo V a. C., Siracusa era la potencia comercial dominante en el Mediterráneo, y la ciudad siciliana se combinó con Cumas para infligir una derrota naval a los etruscos en la batalla de Cumas en 474 a. C. Lo peor estaba por venir cuando el tirano siracusano Dionisio I decidió atacar la costa etrusca en 384 a. C. y destruir muchos de los puertos etruscos. A finales del siglo IV a. C., Roma también estaba empezando a mostrar sus músculos en la región, y estos factores contribuyeron significativamente a la pérdida del comercio y al consiguiente declive de muchas ciudades etruscas desde el siglo IV a. C. en adelante.


Historia de los etruscos

Este proyecto proporciona información adicional sobre la relación cambiante entre Etruria y Roma. [1] La fundación de las ciudades etruscas y su planificación urbana desarrollaron pautas que se utilizaron no solo en toda Etruria, sino que también se aplicaron en culturas vecinas como Roma. [2] Vulci, fundada en el siglo IX a.C. cuando el patrón de asentamiento etrusco cambió para enfocarse en las ciudades centrales como nodos de una red más grande, creció en tamaño e importancia. [3] Es esta consolidación y transición lo que solidificó la identidad etrusca y otorgó a los etruscos el poder en tierra y mar. [4] Vulci se convirtió en un centro comercial y una potencia política debido a su posición prominente como una de las doce ciudades en el dodekapolis etrusco (Fig. 3). [5] A pesar de esta débil coalición política, las ciudades etruscas organizaron su propia estructura política y social, por lo que necesitaban el estudio de cada ciudad individual en lugar de una identidad etrusca más amplia. [6] Los asentamientos más grandes solo habían comenzado a asentarse y cimentar su planificación urbana cuando Etruria entró en el Período Orientalizante (

700 - 575 a. C.). [7] Skylar Neil sostiene que, si bien los cambios en los patrones de asentamiento y paisaje ocurrieron en los siglos VIII-VI a. C. Como resultado de factores socioeconómicos, el Período Orientalizante desarrolló las estructuras cambiantes en transformaciones estilísticas materiales. [8] A medida que la civilización etrusca continuó desarrollándose, su alcance se extendió para incluir el comercio con otras partes de Italia, las islas griegas y la Grecia continental, y otros lugares del este. [9] La conexión entre romanos y etruscos facilitó el intercambio cultural y la adaptación. [10] Este proyecto aclarará la transformación de esta relación, especialmente a medida que el equilibrio de poder se alejó de los etruscos (o incluso el poder igual) al período de la Etruria romana.

Un cambio de poder se produjo a finales del siglo V y principios del IV a medida que Roma crecía en poder y tamaño. [11] Los romanos comenzaron su expansión en Etruria con la conquista de las ciudades etruscas de Veyes en el 396 a. C. [12] Siguió más de un siglo de luchas, con Roma ganando control sobre un número cada vez mayor de ciudades etruscas y estableciendo nuevas ubicaciones de poder dentro de Etruria (Fig. 4). [13] Los etruscos formaron una coalición con varias otras potencias más pequeñas en Italia, incluidos los samnitas, los umbros y los galos, pero fueron rápidamente derrotados por los romanos en 295 a. C. durante la batalla de Sentinum [14]. Vulci resistió el creciente poder de Roma, en gran parte por su cuenta hacia el final, hasta el 280 a. C. cuando el cónsul romano Tiberio Coruncanio conquistó tanto a Vulci como a Volsinii. A pesar de la resistencia de Vulci a la dominación romana de su territorio, el asentamiento no fue destruido como otras ciudades que resistieron y se rebelaron. [15] De las pocas fuentes escritas junto con la evidencia material, los eruditos concluyen que Vulci perdió su estado fundamental como una ubicación de poder debajo de los romanos, pero la pregunta de por qué entonces los romanos no destruyeron la ciudad permanece.

Además, no está claro cómo los romanos remodelaron la ciudad en cuanto a características de construcción, uso del espacio y sus relaciones entre ciudades y dentro de ellas. [16] Por lo tanto, es necesario investigar cómo el flujo del estado de Vulci se refleja en el uso del espacio y el lugar dentro del centro del asentamiento. Este estudio aclarará, además de la morfología urbana de Vulci, cómo el control romano sobre Vulci afectó el desarrollo de su espacio urbano. Este entendimiento se reconstruirá aún más con las ideas de los cambios en los asentamientos rurales etruscos y los patrones bajo los romanos. [17] Una comprensión más cercana de estas transformaciones e interacciones entre la cultura etrusca y romana puede hacer avanzar aún más nuestra comprensión de cómo la cultura etrusca influyó en el proceso de expansión romana y el desarrollo de su cultura. Esta interacción es fundamental porque Etruria fue una de las primeras áreas superadas por Roma durante el inicio de su expansión.

[1] Para un estudio más completo de la influencia etrusca de Roma, ver Hopkin 2010 Mansuelli 1966.

[2] Scullard 1967 75-77. Scullard señala además varias fuentes antiguas que apoyan este punto, como Plutarco que afirma que los etruscos aconsejaron el método que siguió Rómulo para planificar y construir Roma.

[3] Ver Bintliff y Sbonias para una discusión más profunda sobre los cambios de población pasados ​​en el Mediterráneo antiguo (1999). Colonna 1988 ofrece un estudio de la formación de las ciudades y sus políticas institucionales (15-36). Consulte Leighton 2013 para recibir un análisis más centrado de los procesos urbanos de las ciudades etruscas del sur (134-150). Además, junto con el cambio en el patrón de asentamiento y el crecimiento de las ciudades, se produjeron cambios en las poblaciones (Perkins 1999, 103-115 Perkins 2000, 133-140 Rodriquez et al 1991).

[4] Livio describe el gran poder de los etruscos sobre ambos dominios (Historia de Roma 5.33.7-8).

[5] Scullard 1967, 119-126. (ver también Manuseulli 1966, 15-22 y Dennis 1985, 435-465).

[6] Camporeale 2016, 69. Cada ciudad controlaba un territorio específico y las interacciones dentro y entre el rango de fuerza y ​​respuesta (Rasmussen 1991 Scagliarini 1991).

[8] Neil 2016, 16-17. La arquitectura fue una característica definitoria para aspectos de la cultura etrusca y los cambios reflejados aquí apuntan a transiciones más grandes e influyentes. Véase Donati 2000 Edlund-Berry 2002 Thomas y Meyers 2012.

[9] Ver Cristofani 1983 para un análisis más profundo de la presencia etrusca en el mar y las relaciones que esto creó.

[10] Gran-Aymerich y Turfa exploran la presencia etrusca en todo el Mediterráneo, incluyendo no solo el intercambio material y la adaptación, sino también la influencia cultural (2013, 372-425, ver también Thomas y Meyers 2012). Potter 1979 investiga más a fondo el cambio, centrándose en el paisaje del sur de Etruria (93-137).

[11] Un examen más detenido de la caída de Etruria y la transformación subsiguiente será apoyado por la discusión de Faulseit sobre el colapso de civilizaciones y las transformaciones de sociedades complejas (2015).

[13] Se puede encontrar más información sobre la expansión romana en Etruria en Dyson 2003.

[14] Este es el momento al que apunta la mayoría de los estudiosos eturscanos cuando discuten el fin del poder político etrusco.

[15] Ceccarelli 2016, 29. Por ejemplo, el territorio de Volsinni fue saqueado por los romanos y la ciudad misma fue destruida después de un acto final de rebelión en 265 a. C. y la ciudad de Valerii Veteres sufrió la misma suerte.

[16] El arte y la arquitectura etruscos y romanos se exploran en Mansuelli 1966, 105-191 Colonna 1968 Potter 1979 Torelli 1990 Izzet 2000 Cifani 2008 y Thomas y Meyers 2012.


Comercio etrusco - Historia

La misteriosa lengua etrusca

Las tablillas de Pyrigi: escritas en lengua fenicia (izquierda) y en lengua etrusca (centro, derecha). En ambos casos, el texto se escribe de derecha a izquierda.

El Cippus Perusinus, una tablilla de piedra con 46 líneas de texto etrusco inciso, una de las inscripciones etruscas más largas que existen. 3ro o 2do siglo antes de Cristo.


El período comprendido entre el 620 y el 500 a. C. marcó el apogeo del poder de los etruscos. Durante este tiempo, su imperio se extendió desde el valle del río Po en el norte hasta Campania (actual Nápoles) en el sur. Sin embargo, el final del siglo VI a. C. marcó el declive de la civilización etrusca. Los etruscos fueron expulsados ​​del centro-sur de Italia por una coalición de griegos, latinos y samnitas, y su influencia se limitó a la parte norte del mar Tirreno como resultado de la batalla de Alalia (entre 540 y 535 a. C.) contra Cartago.

El último monarca etrusco, Lucius Tarquinius Superbus (muerto después del 510 a. C.), fue expulsado de Roma en el 510 a. C. Los etruscos sufrieron una aplastante derrota naval frente a la costa de Cumas en el 474 a. C., y en el siglo siguiente habían sido expulsados ​​de Córcega y Elba y derrotados por los galos.


Historia mundial

(a.) Babilonia colapsó debido a la guerra civil durante el reinado del rey Kadašman-Buriaš.

(b.) Nabucodonosor I se dedicó a proyectos pacíficos al final de su reinado.

(c.) Nabucodonosor I repelió el ataque de Elam, pero no pudo tomar la capital de Susa.

(a.) Teorías demográficas: agricultura impulsada por ostentosas demostraciones de poder para ejercer el dominio.

(b.) Hipótesis de los flancos montañosos: la agricultura comenzó en tierras fértiles y climas más húmedos.

(c.) Modelo de banquete: la agricultura fue una adaptación evolutiva de plantas y humanos.

(a.) Existencia en una región fértil.

(b.) Falta de aplicación para preservar la estructura social.

(c.) Recursos alternativos además de los proporcionados por los ríos.

(a.) Consolidó el poder en Nippur.

(b.) Permitió que los estados conquistados se autogobernaran libremente.

(c.) Estableció un código de leyes por el cual se regía su imperio.

(a.) El Imperio acadio alcanzó su apogeo político bajo el rey Zababa.

(b.) El Imperio acadio finalmente se derrumbó en el Imperio babilónico.

(c.) El declive de los acadios puede haberse debido a la disminución de la aridez y la falta de precipitaciones.

(a.) El conjunto de batallas libradas por Hannibal.

(b.) Una campaña militar que terminó con la derrota de Roma en 149 a. C.

(c.) Las guerras libradas entre los cartujos y los griegos en el siglo I a. C.

(a.) Sí, eran comerciantes prolíficos.

(b.) Sí, aunque el comercio internacional fue limitado.

(c.) No, Carthage era explícitamente aislacionista.

(a.) Un imperio unido por el rey Sao en el Marruecos actual.

(b.) Una colección de clanes matrilineales en los actuales Camerún y Chad.

(c.) Una colección de clanes matrilineales en las actuales Kenia y Nairobi.

(a.) Su monopolio sobre el tinte púrpura.

(b.) Su comercio marítimo, especialmente su uso del birreme.

(c.) Su alfabeto, derivado del árabe, hebreo y griego.

(a.) Los militares hititas eran bien conocidos por su tiro con arco.

(b.) Muy pocos documentos sobreviven del Imperio hitita.

(c.) La religión hitita es notable debido a sus marcadas diferencias con la religión hata.

(a.) Thutmosis III - expansión del comercio exterior de Egipto.

(b.) Hatshepsut - recuperación de territorios en el Levante.

(c.) Akhenaton - la adoración exclusiva de una deidad es el primer ejemplo de monoteísmo en la historia.

(a.) Construyó una extensa red de carreteras.

(b.) Él depuso a los nomarcas que desafiaron su gobierno.

(c.) Designó a su hijo, Senusret I, como corregente.

(a.) El Reino Antiguo fue el segundo período más importante de construcción de pirámides.

(b.) El arte tenía dos funciones principales: ordenar la existencia en vida y preservar la vida después de la muerte.

(c.) Los egipcios se consideraban a sí mismos como uno de los tres pueblos especiales seleccionados en el mundo.

(a.) China se había dividido en tres facciones, era una época de guerra pero también de gran innovación.

(b.) Tres hermanos de la familia Jin lucharon constantemente entre sí por el derecho a gobernar toda China.

(c.) China se dividió en tres áreas, cada una gobernada por un hermano de la familia Jin. Era una época de paz.

(a.) (A) Legalismo (B) Mohismo (C) Confucianismo (D) Taoísmo.

(b.) (A) Taoísmo (B) Confucianismo (C) Mohismo (D) Legalismo.

(c.) (A) Mohismo (B) Confucianismo (C) Legalismo (D) Taoísmo.

(a.) La reforma protestante más amplia fue relativamente pacífica.

(b.) La Reforma inglesa fue apoyada por la Iglesia Católica.

(c.) La Reforma inglesa fue impulsada únicamente por motivadores teológicos.

(a.) La falta de comprensión sobre los desastres naturales dio lugar a que las brujas se convirtieran en chivos expiatorios.

(b.) Se creía que las brujas tenían poderes sobrenaturales que usarían contra sus enemigos.

(c.) La histeria hacia los 'adoradores del diablo' aumentó a medida que la gente creía que se acercaba el fin del mundo.

(a.) Ocho guerras civiles, que comenzaron con la Masacre de Vassy.

(b.) La Masacre de Mérindol en la que fueron capturados cientos de protestantes.

(c.) Enrique II emitió el Edicto de Châteaubriant que restringió drásticamente los derechos protestantes.


Crisis y conflicto etruscos: predecesores de los romanos

A principios del siglo VI a.C. Grandes y ricos centros de población se esparcieron por toda Etruria, particularmente en el sur de Italia. Algunas de estas ciudades-estado, como Chiusi, Veii y especialmente Tarquinia, se hicieron bastante poderosas. Fue durante este tiempo que los reyes tarquinianos (más generales que monarcas) se apoderaron de la ciudad-estado de Roma, en un esfuerzo por controlar las regiones del sur por sus recursos y su poder político. Este es el comienzo de una serie de conflictos internos entre los etruscos que cambiarían por completo su camino en los anales de la historia antigua.

Los detalles exactos de la vida política y militar etrusca de este período son, en el mejor de los casos, incompletos, debido a la falta de evidencia específica en el registro arqueológico. La evidencia existente permite a los estudiosos rastrear las tendencias generales del período y esbozar los eventos históricos. Gracias a algunas pinturas murales e inscripciones encontradas en varios sitios etruscos, los arqueólogos pueden reconstruir los eventos de esta época históricamente significativa. Estas representaciones artísticas representan ciertas alianzas políticas y militares entre las ciudades-estado etruscas y con otras civilizaciones extranjeras, así como la hostilidad entre algunos de los grupos etruscos.

El agradable clima social de los etruscos comenzó a cambiar en este punto, ya que comenzaron a reducir su aceptación de los extranjeros y fueron restrictivos al otorgar la ciudadanía etrusca, un marcado contraste con épocas anteriores y más prósperas. Y debido a la importancia del comercio y la artesanía para el sustento de los etruscos, aquellos que no estaban involucrados en esas esferas comenzaron a ser vistos como una clase inferior de ciudadanos, y la una vez pacífica existencia social etrusca pronto comenzó a dar paso a una obvia sociedad social. división y conflictos sociales internos, que agregaron leña al creciente fuego.

La evidencia de esta creciente división social interna se puede encontrar en los restos de los cementerios etruscos de este período, donde existe una obvia disparidad entre las clases en términos tanto de la calidad de las tumbas como de los bienes incluidos en ellas.

Crisis en el siglo V

Durante el siglo V a.C., las regiones etruscas no solo estaban lidiando con sus propios conflictos domésticos, sino que en este momento tribus externas no etruscas comenzaron a moverse e intentar apoderarse de muchos centros económicos y políticos etruscos vitales, como Campania ( 424 a.C.) y Cumas (420 a.C.). Además de eso, los etruscos también perdieron el control de su principal dominio, el mar, cuando los griegos asaltaron sus flotas. El golpe final a la armada etrusca se produjo cuando la flota de Siracusa la destruyó en el 474 a. C. Esto, por supuesto, condujo a la desaparición del comercio fundamental con los griegos. Este comercio, que había traído tanta cultura e influencia a los etruscos, prácticamente desapareció en el 450 a. C.

La pérdida de influencia externa y la falta de fuerza interna entre las ciudades-estado etruscas llevaron a una disminución en la calidad de la artesanía, así como en la cantidad de producción. Y con el comercio casi desaparecido, probablemente se hicieron pocos esfuerzos para mejorar las cosas. Hubo dificultades económicas generales en toda Etruria. Sin embargo, no todo estaba perdido. Algunas ciudades comenzaron a fortalecer sus alianzas entre sí, lo que inició una tendencia hacia la cohesión y renovó la fuerza interna en Etruria. Esto condujo a una recuperación parcial, pero no total, de la existencia política y económica de los etruscos.


Los muchos significados del Krater de Sarpedon

Vaso Euphronios (o Sarpedon Krater), firmado por Euxitheos como alfarero y Euphronios como pintor, c. 515 a.E.C., terracota de figuras rojas, 55,1 cm de diámetro (Museo Nacional Cerite, Cerveteri, Italia, foto: Sailko, CC BY 3.0)

El Museo Metropolitano de Arte devuelve una olla a Italia

Una de las repatriaciones más notorias es la de un siglo VI a. C. olla griega antigua, comúnmente conocida como Sarpedon Krater o jarrón Euphronios. Esta olla fue saqueada de una tumba etrusca no lejos de Roma en 1971 y un año después fue comprada ilegalmente por el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York (MMA). El gobierno italiano finalmente solicitó la devolución de la marihuana, después de haber reunido pruebas para su robo y venta ilícita. En 2008, buscando evitar una batalla judicial larga y potencialmente dañina, el MMA llegó a un acuerdo con el gobierno italiano para su regreso. Después de ser exhibido en el Museo Nacional Etrusco, la Villa Giulia, en Roma, en 2014 el jarrón fue trasladado al Museo Arqueológico Nacional de Cerveteri, cerca de la tumba etrusca de la que había sido robado 43 años antes. Italia había logrado lo imposible: obligó a devolver una pieza robada de su historia de un museo universal rico e influyente.

Tumbas cerca de Tumulo del Colonello, Necrópolis de Banditaccia, Cerveteri, Italia (foto: Gwendolyn Stansbury, CC BY-NC-ND 2.0)

En la historia de la repatriación del jarrón de Euphronios, este triunfo inequívoco para la protección del patrimonio y la reparación de las estrategias de recolección colonialistas, tenemos la oportunidad de reflexionar sobre los diversos significados y fenómenos de la repatriación: lo que se pierde, lo que se gana y cómo cambian los significados.

Con la repatriación de Euphronios, el MMA logró el fin de los enredos legales y tal vez algo de moral para negociar el regreso. No hace falta decir, sin embargo, que perdió su maceta muy cara y hermosa. Pero, ¿qué más se perdió? Quizás un poco de autoridad para escribir cierto tipo de historia.

Los museos se dedican, entre otras cosas, a codificar la historia del arte. Dentro de instituciones como el Museo Británico, el Vaticano y el MMA, los arreglos de sus espectaculares tesoros han escrito la historia del arte durante casi tres siglos. En esta historia, las obras individuales son marcadores en una línea de tiempo: una pintura, una escultura o una olla antigua. Y esta historia casi siempre se ha presentado como ordenada, inevitable y lineal, con los hombres blancos occidentales casi siempre a la vanguardia de la invención y la innovación, como conquistadores, reyes, papas, exploradores, pioneros, coleccionistas, mecenas, pintores y escultores. En resumen, una historia imperialista masculina blanca. Por lo tanto, las grandes obras de arte en los museos universales no solo son valoradas por su belleza o valor cultural, sino también por su papel en el establecimiento de un conocimiento histórico del arte imperialista particular. Con el regreso del jarrón Euphronios, el MMA ha perdido, en cierta medida, su autoridad para hacer esto.

Tomando nota de los estilos artísticos en las galerías griega y romana del Museo Metropolitano de Arte (foto: STEPHEN SANDOVAL, CC BY 2.0)

En cuanto a Italia, lo que se gana con la devolución del jarrón Euphronios es sustancial. Con el jarrón traído a la región de Italia donde fue enterrado en una tumba, el Museo Arqueológico Nacional de Cerveteri gana un objeto estrella, con el que puede resaltar la pintura de jarrones griegos de primer nivel y construir un significado más matizado y contextual del antiguo etrusco. entierro y cultura en la región. Y, por supuesto, Italia ha ganado una notoria lucha de repatriación contra un oponente formidable, lo que da esperanza a otros con reclamos de repatriación similares.

Vaso Euphronios (o Sarpedon Krater), firmado por Euxitheos como alfarero y Euphronios como pintor, c. 515 a.E.C., c. 515 a.E.C., terracota de figuras rojas, 55,1 cm de diámetro (Museo Nacional Cerite, Cerveteri, Italia, foto: Sailko, CC BY 3.0)

La vida social del jarrón Euphronios

¿Y el jarrón en sí? Aunque suene extraño, pensar en la experiencia del jarrón Euphronios revela mucho. A los antropólogos e historiadores del arte les gusta pensar en la vida social de las cosas o en la biografía de los objetos. Este enfoque atribuye el significado de un objeto no a través de su creador o propietario, sino más bien mediante un estudio de su forma, uso y trayectoria: su historia de vida. Entonces, ¿cómo ha hecho su significado la forma, el uso y los largos viajes del jarrón Euphronios?

El jarrón Euphronios comenzó su vida alrededor del 515 a. C., nacido en Keramikos, o barrio de los alfareros, en las afueras de los muros de la antigua Atenas, hecho de arcilla ática. La vasija en sí fue formada por Euxitheos y pintada por Euphronios, un pintor innovador que, en la era moderna, llegaría a ser considerado como uno de los pintores de vasijas griegas más talentosos. El jarrón Euphronios no era barato, los eruditos suponen que habría costado aproximadamente el salario de una semana en el siglo VI a. C. El jarrón, en forma, se llama krater, un tazón grande para servir vino, destinado a ser el punto focal y la inspiración de la discusión, en una fiesta para beber solo para hombres llamada simposio.

Vaso Euphronios (o Sarpedon Krater), firmado por Euxitheos como alfarero y Euphronios como pintor, c. 515 a.E.C., detalle de Hermes, c. 515 a.E.C., terracota de figuras rojas, 55,1 cm de diámetro (Museo Nacional Cerite, Cerveteri, Italia, foto: Sailko, CC BY 3.0)

La olla tiene escenas pintadas en dos lados, la más notable de las cuales ilustra un momento de la Ilíada de Homero, que narra un episodio de la guerra de Troya entre los aqueos (griegos) contra la ciudad de Troya (que también era en gran parte griega). En el jarrón vemos a un guerrero asesinado en el lado de Troya, Sarpedón se llevó del campo de batalla por los dioses del sueño y la noche, para ser devuelto a su tierra natal para un entierro adecuado. Sarpedon fue asesinado por Patroclo, quien luego es asesinado por Héctor (príncipe de Troya), un evento que lo lleva a la muerte a manos del famoso guerrero Aquiles (pero no antes de que Héctor profetice la muerte de Aquiles). Un ateniense habría conocido la oscura profecía de la muerte de Sarpedon, y sin duda tal imagen habría inspirado a los bebedores a reflexionar sobre una variedad de temas, como la inevitabilidad de la muerte, el poder imperfecto de los dioses, el destino de los grandes guerreros y la primacía de los rituales funerarios. El material mismo de la olla, la historia que cuenta en su decoración y el simposio para el que se hizo reflejan una identidad profundamente helénica. A pesar de esto, el jarrón de Euphronios finalmente abandonó su tierra natal para siempre.

Mapa que muestra la extensión de Etruria en 750 a. C. (mapa: NormanEinstein, CC BY-SA 3.0)

De hecho, no está claro cuánto tiempo permaneció la olla en Grecia, pero en algún momento viajó a través del Mar Mediterráneo central hasta Etruria (la tierra de los etruscos, el área central de Italia, alrededor de Roma). Se vendieron miles de vasijas atenienses a los etruscos entre los siglos VIII y III a. C. y miles fueron colocados en tumbas etruscas para que podamos asumir con seguridad que fueron deseados y valorados por sus compradores, aunque no se sabe mucho sobre cómo se usaron. Suponemos que los etruscos los usaban de la forma en que los griegos los usaban, copas de vino para beber, hydria para servir agua y cráteres (como el jarrón Euphronios) para mezclar vino y agua, probablemente en una ocasión especial, dado su valor. Sin embargo, hay evidencia de tumbas pintadas de que las mujeres etruscas participaron en fiestas en las que se usaban vasijas griegas, lo cual es diferente de la práctica griega. Es difícil saber qué tan profundamente entendían los etruscos la identidad griega. También es difícil decir cuánto tiempo fue utilizado el jarrón Euphronios por sus propietarios etruscos.

La tumba de Cerveteri, en la necrópolis de Greppe Sant'Angelo, donde se sepultó la vasija de Euphronios, era enorme, con muchas cámaras, y se utilizó desde finales del siglo IV al III a. C. Debido a que la tumba fue saqueada y no tenemos hallazgos asociados hasta la fecha ni la parte exacta de la tumba en la que se encontró la vasija, no podemos fechar su entierro mejor que la fecha de la tumba en sí. Pero, solo esto nos dice que el jarrón Euphronios se usó durante al menos un siglo antes de que fuera enterrado, lamentablemente, no sabemos si este uso fue principalmente por griegos o etruscos porque no sabemos cuándo llegó a Italia. Sin embargo, en algún momento de la antigüedad se realizó una reparación precisa, con remaches de metal, que se puede ver en el lado menos famoso del jarrón, que muestra a hombres jóvenes preparándose para la batalla. This reveals to us some vigorous use and special care.

Detail showing repair, Euphronios Vase (or Sarpedon Krater), signed by Euxitheos as potter and Euphronios as painter, c. 515 B.C.E., c. 515 B.C.E., red-figure terracotta, 55.1 cm diameter (National Museum Cerite, Cerveteri, Italy, photo: Sailko, CC BY 3.0)

The looting of the tomb

In December of 1971, the tomb in Greppe Sant’Angelo was looted and the Euphronios vase was stolen. If the vase was again broken during its theft is not known but we do know that when it was illegally exported to Switzerland it was extensively repaired. It was then sold to the MMA, for $1 million, the greatest price the museum had ever paid for a work of art. The pot was conserved again by the MMA upon its arrival in New York (to which it travelled in its own first-class seat on a TWA flight from Zurich) and treated to a bespoke glass case, designed by staff from Tiffany’s, at its unveiling. The pot’s initial display at the MMA was a great media event. It was described as the finest Greek pot to survive from antiquity the director of the museum at the time called it an ancient Leonardo da Vinci. The vase was immediately featured in books about ancient Greek art and general survey texts, picked out as a singular achievement in the narrative of Western art history. With the Euphronios vase’s installation in the Greek and Roman galleries of the MMA its previous life as an object of Etruscan value was erased. The Euphronios vase became one of the many focal points of the museum’s collection, arguing for a narrative that places the singular achievement of ancient Greek art at the foundation of Western visual heritage, where it became the wellspring of the Renaissance and Enlightenment, and an expression of Western imperialist inevitability and dominance.

The Metropolitan Museum of Art (photo: Tony Hisgett, CC BY 2.0)

In its New York home, the Euphronios vase was enjoyed by increasing numbers of visitors from the 1970s on to the first decade of the 21st century the MMA had over 4.5 million visitors in 2007, the last year of its stay. In addition to these public viewers, the Euphronios vase hosted scores of academic and celebrity visitors, not to mention regular after-hours attention from conservators, lighting technicians, photographers, security consultants, exhibition designers, and curators, seeking to extract from it maximum historical and aesthetic content. The Euphronios vase lived in the MMA as a subject of near constant focus, awe, and inspiration.

The attention which the Euphronios vase enjoyed in its temporary New York residence can hardly compare with the emotional hero’s welcome it received at its homecoming to Rome, in 2008. Its first unveiling occurred at the Presidential Palazzo del Quirinale, in a special exhibition together with other repatriated objects entitled Nostoi, which means “those who return home,” also the title of a lost ancient Greek epic poem, about the return of the Greek heroes after the sack of Troy.

los Nostoi exhibit was widely covered by the international press, its reviews full of pathos and emotional satisfaction, also seen as an example of Italian political savvy on the part of the increasingly unstable government of president Romano Prodi. At the Palazzo del Quirinale, the Euphronios vase wasn’t standing in for the superiority of Greek art or the foundations of Western heritage in an imperialist narrative it spoke instead of the return of a precious object to its homeland after a long struggle far away, a triumphant warrior of a watershed battle in the growing cause for cultural heritage repatriation. Remember the vase was made in Greece, though it was found buried in an Etruscan tomb in central Italy.

The next move for the Euphronios vase was to the National Etruscan Museum at Rome in the Villa Giulia, where it was exhibited, for the first time, as a treasured piece of Etruscan culture. Its meaning now shifted yet again, to one centered around Etruscan appropriation of Greek sympotic practice, trade with the wider Mediterranean world, and burial customs. Visitors to the Villa Guilia came to learn about the pre-Roman history of Italy, to understand one of the earliest civilizations of the Italic peninsula (the Etruscans), a part of which was the trade in beautiful Greek vases. The Euphronios vase now told a story anchored in its own ancient Italic experience, not about the foundations of Western art and imperialism in a universal museum, not the catharsis of a long sought and hard-won repatriation, but the story of its past owners and users.

National Archaeological Museum of Cerveteri (photo: Sailko, CC BY 3.0)

Returning home

And, finally, in 2014, the Euphronios vase was installed in a museum very close to where it had been deposited in antiquity, The National Archaeological Museum of Cerveteri, a 15-minute drive from the Greppe Sant’Angelo necropolis (in what was once Etruria, the home of the Etruscans). It now sits among other grave goods and assemblages found in local Etruscan tombs, excavated by archaeologists who work to reveal and understand Etruscan culture. The Euphronios vase is now truly home, back in the region where in antiquity it had been cherished as an elite Greek import, regarded with wonder in lively social ceremony, and chosen to accompany its owner into the afterlife and eternity.

View of the Euphronios Vase (or Sarpedon Krater) in the National Archaeological Museum of Cerveteri (photo: Sailko, CC BY 3.0)

The Cerveteri museum is a quiet place, especially on the second floor where the Euphronios vase is exhibited, and it is easily missed by less intrepid museum visitors. And those visitors are a tiny fraction of those the pot has been accustomed to seeing: the Cerveteri museum welcomed some 12,500 visitors, in 2018. But, for those who climb the steps to find the Euphronios vase in the cool solitude of its new museum home, they will find not only a remarkable ancient object but a nearly impossible challenge: to believe that this is the pot which has traveled so far away and returned, suffered destruction and careful restoration twice, been the subject of so much violence, desire, admiration, and contention, whose meaning has been remade so many times: Attic Greek, Etruscan, Greek again but in the service of a Western imperialist narrative, glorious booty returned to its Italian homeland, a poster child for repatriation battles, then Etruscan again, in a deeply local and contextual way. This quiet wonder can be contrasted with the continued high celebrity which the Euphronios vase enjoys on the global digital sphere. Indeed, because of its complex biography, it is among the most famous pots in the world.

Recursos adicionales

Elizabeth Marlowe, Shaky Ground: Connoisseurship and the History of Roman Art (London: Bloomsbury, 2013)

Nigel Spivey, The Sarpedon Krater: The Life and Afterlife of a Greek Vase (Chicago: University of Chicago Press, 2019)


Idioma

An Etruscan inscription, via Dartmouth College’s Classics project blog

Mystery has surrounded the Etruscan language for centuries and it is only in the last few decades that some progress has been made in understanding its complexities. The language remains elusive because it is linguistically isolated it is not an Indo-European language and therefore is not comparable with more familiar ancient languages, such as Latin or Greek.

The script takes the form of an alphabet and some of its letters are similar to Greek letters. Some texts can be largely understood from their context, particularly in the case of epitaph inscriptions however, our knowledge of Etruscan grammar and vocabulary is limited.

An extract from the ‘Linen Book’, via Wikimedia

No literary texts, such as poems or letters, survive but in the 19th century Etruscan writing was discovered on strips of linen, binding an Egyptian mummy. The mysterious discovery unveiled the longest existing Etruscan text, known as the ‘Linen Book’. Much of the text cannot be read accurately but it appears to be a type of religious calendar, with references to dates and various deities.


Escribiendo

The Phoenicians invented an alphabet writing, and this spread through Mediterranean trade routes to Greece and eventually Etruria, The Etruscans acquired their alphabet through trade contracts with Greece and eventually adapted it to their own use. Their form of the alphabet was later in turn adopted by the Latins, who used it as the basis for their writing system.

Although the Etruscan writing system was not entirely original, it definitely influenced the development of the Latin alphabet, which is not only still in use, but is one of the principal writing systems in the world today. You could not be reading the text of this article without the Latin alphabet, created by the Etruscans and adopted by their heirs and enemies, the Romans.


The tree-shaped superfood that conquered the world

The diffusion of broccoli outside Italy began in 1533, when Caterina de' Medici married Henry II and introduced this precious vegetable to the French court, which at the time also included Italian chefs. After France, it was England’s turn – where broccoli was nicknamed the “Italian asparagus,” as mentioned in the 1724 edition of Miller's Gardener's Dictionary. In both countries, broccoli became popular with the passage of time, but the initial reception was not so favorable – also because of its unpleasant sulfur smell emitted from the broccoli while cooking. Then in 1922, two immigrants from Messina brought broccoli seeds to California, creating the first plantation in the city of San Jose, which eventually contributed to their spread in other cities across North America, as well.

In the last 30 years, broccoli has now become a worldwide vegetable phenomenon, with consumption of it almost tripling, thanks to new cooking methods and discoveries of its health benefits, including its antioxidant properties that help prevent certain forms of cancer. The best-known and most popular varieties are the rosette-shaped Calabrian broccoli and the Romanesque broccoli, known for its pyramid shape with many small spiral rosettes.


Ver el vídeo: Quem eram os Etruscos? (Agosto 2022).