Interesante

Inmigración: definición y hechos

Inmigración: definición y hechos



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La inmigración, el movimiento de personas que viven en un país a otro país, es un aspecto fundamental de la historia humana, aunque fue tan controvertido hace cientos de años como lo es hoy.


Encuestas de opinión pública sobre inmigración

Las encuestas de opinión pública han demostrado que la mayoría de los estadounidenses están a favor de soluciones inteligentes y equilibradas para arreglar un sistema de inmigración que no funciona y que actualmente no sirve a nuestros intereses nacionales fundamentales.

Los estadounidenses rechazan la deportación masiva y recompensan las soluciones inteligentes y equilibradas

  • Los votantes rechazan abrumadoramente la deportación masiva. Solo el 19 por ciento de los votantes creía que todos los inmigrantes no autorizados deberían ser enviados de regreso a su país de origen, según una encuesta de Fox News de diciembre de 2011. A Revista Nacional Una encuesta publicada el mismo mes encontró que solo el 25 por ciento de los votantes creía que todos los inmigrantes no autorizados deberían ser deportados, independientemente de la duración de su residencia.
  • La mayoría de los estadounidenses creen en un enfoque equilibrado. El 66 por ciento de los votantes cree que a los inmigrantes no autorizados se les debería permitir permanecer en el país y eventualmente convertirse en ciudadanos después de pagar impuestos atrasados, aprender inglés y aprobar una verificación de antecedentes, según la encuesta de Fox News de diciembre de 2011. Y el 67 por ciento apoya permitir que los inmigrantes no autorizados se queden si han estado aquí durante muchos años y no han violado ninguna ley, según el Revista Nacional encuesta publicada en diciembre de 2011.
  • El público en general apoya firmemente la decisión de la administración Obama de otorgar protección a los jóvenes indocumentados contra la deportación y permisos de trabajo. A NBC News /Wall Street Journal Una encuesta publicada a fines de junio de 2012 mostró que casi 7 de cada 10 estadounidenses están a favor de la nueva política de inmigración de la administración Obama hacia los jóvenes elegibles para DREAM. Una encuesta de Bloomberg News publicada pocos días después del anuncio de la administración mostró que los independientes respaldaron la decisión por más de un margen de 2 a 1.
  • El apoyo a la Ley DREAM sigue siendo sólido entre el electorado en general. Incluso en el estado de Arizona de “muéstreme sus papeles, por favor”, una encuesta realizada por el comunicado del Instituto Merrill / Morrison en abril de 2012 mostró que casi las tres cuartas partes de los votantes registrados en Arizona apoyan la Ley DREAM.
  • Las opiniones de los estadounidenses hacia la inmigración son más positivas hoy que en el pasado reciente. Una encuesta de Gallup realizada a principios de junio de 2012 mostró que el 66 por ciento de los estadounidenses dice que la inmigración es "algo bueno" para el país en la actualidad. El 59 por ciento dijo que se sentía así con respecto a los inmigrantes el año pasado.

El electorado latino apoya firmemente la reforma migratoria integral

  • Los votantes latinos se preocupan por la reforma migratoria. Los encuestados en una encuesta de enero de 2012 realizada por ABC / Latino Decisions / Univision News clasificaron la reforma migratoria y la Ley DREAM como su principal prioridad (46 por ciento), seguidas de empleos y desempleo (35 por ciento), cuando se les preguntó cuál era el tema más importante. frente a la comunidad latina. Una encuesta de junio de 2012 realizada por NBC / Telemundo /Wall Street Journal mostró que el 93 por ciento de los latinos ven la inmigración como un tema importante para ellos.
  • Los votantes latinos tienen conexiones personales con nuestro sistema de inmigración roto. El 25 por ciento de los votantes latinos encuestados en una encuesta de junio de 2011 de Latino Decisions dijeron que conocen a una persona o familia que se enfrenta a la deportación o que ha sido deportada. El 53 por ciento dijo que conoce a alguien indocumentado.
  • El apoyo al manejo de los asuntos de inmigración por parte de la administración Obama es alto en la comunidad latina. Una sobremuestra de hispanos en una encuesta realizada por NBC / Telemundo /Wall Street Journal publicado a fines de junio de 2012 mostró que el 84 por ciento de los latinos encuestados conocían el alivio de la administración para los DREAMers, y el 87 por ciento estaba a favor de la política.
  • El 91 por ciento de los latinos apoya la Ley DREAM según una encuesta de diciembre de 2011 del Pew Hispanic Center.
  • Los votantes latinos se oponen firmemente a la ley antiinmigrante de Arizona, S.B. 1070. En una encuesta de mayo de 2010 realizada por SEIU, el 81 por ciento de los votantes latinos de Arizona se opusieron a S.B. 1070.
  • Los votantes latinos rechazan la retórica de odio sobre la inmigración independientemente de los otros puntos de vista del candidato. Según una encuesta de noviembre de 2011 realizada por Latino Decision / Univision News, solo el 14 por ciento de los latinos estaría más propenso a apoyar a un candidato cuyos planes económicos les agradaran pero que hablaran duro con la inmigración, mientras que el 59 por ciento tendría menos probabilidades de apoyar a ese candidato. . Por el contrario, el 76 por ciento tendría más probabilidades de apoyar a un candidato con un plan económico que apoyan y que tuviera cosas positivas que decir sobre los inmigrantes, mientras que solo el 6 por ciento sería menos probable.

Datos de inmigración y cifras n. ° 038

Hay aproximadamente 41 millones inmigrantes en los Estados Unidos, un récord histórico para una nación construida históricamente sobre la base de la inmigración. Estados Unidos sigue siendo un destino popular que atrae a 20% de los migrantes internacionales del mundo. Los inmigrantes contabilizados 13% de residentes de EE. UU. agregando los hijos nacidos en EE. UU. (de todas las edades) de inmigrantes significa que aproximadamente 80 millones personas, o 25% de la población total de los EE. UU., es de la primera o la segunda generación.

20% de la población católica estadounidense actual nació fuera de los Estados Unidos & # 8212 desde 7% en 1980.

Hay cerca de 11 millones indocumentado inmigrantes en los EE. UU. & # 8212 sobre 3.5% de la población total.

Hay cerca de 5 millones de niños que viven en los EE. UU. con al menos 1 padre indocumentado.

Desde 1998 aproximadamente 4,500 personas, en su mayoría jóvenes latinoamericanos pobres, han muerto de sed y hambre en el desierto estadounidense en busca de una vida mejor o buscando reunirse con familiares en los Estados Unidos.

$ 11 mil millones ha sido identificado para construir 576 millas de un nuevo & # 8220 sistema de muro fronterizo & # 8221

En 1961 costaba aproximadamente $ 200 millones para construir el muro de berlín (96 millas), que separa a los países del Bloque del Este de los de Occidente. Tenía 65 millas de trincheras anti-vehículos, 302 torres de vigilancia y 20 bunkers. Por lo menos 140 personas murieron tratando de cruzarlo.

Los inmigrantes llenan los vacíos en los trabajos de baja y alta calificación que dejan los trabajadores nacidos en Estados Unidos. Muchos inician sus propios negocios, emplean a otros y, en conjunto, agregan miles de millones de dólares a la economía estadounidense.

El porcentaje de estadounidenses sin un diploma de escuela secundaria ha caído de 50% en la década de 1960 para 7% hoy, y los inmigrantes están ocupando los puestos vacantes por estadounidenses cada vez más educados.

El desempleo en los estados fronterizos se ha mantenido por debajo del promedio nacional a pesar de los altos niveles de inmigración.

Los estudios muestran que la legalización probablemente mejoraría los salarios de todos los trabajadores.

Las ofertas de trabajo se están expandiendo en los niveles educativos donde los datos demográficos muestran muy pocos estudiantes nativos, por lo que podemos esperar que estas deficiencias persistan en el futuro. Además, en relación con otros indicadores económicos, los salarios están aumentando en los trabajos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) que requieren educación superior.

Quitando el aproximadamente 8 millones trabajadores no autorizados en los Estados Unidos no crearían automáticamente 8 millones vacantes de trabajo para estadounidenses desempleados para 2 razones. Primero, sacar a millones de trabajadores indocumentados de la economía también eliminaría a millones de empresarios, consumidores y contribuyentes. De hecho, la economía perdería puestos de trabajo. En segundo lugar, los trabajadores nativos y los trabajadores inmigrantes tienden a poseer diferentes habilidades que a menudo se complementan entre sí.

Los inmigrantes, independientemente de su estatus, llenan la brecha cada vez mayor entre la expansión de los trabajos poco calificados y el grupo cada vez menor de estadounidenses nativos que están dispuestos a aceptar esos trabajos. Al facilitar el crecimiento de sectores como el comercio minorista, la agricultura, el paisajismo, los restaurantes y los hoteles, los inmigrantes poco calificados han permitido que esos sectores se expandan, atraigan inversiones y creen empleos de clase media en administración, diseño e ingeniería, contabilidad, marketing y otras áreas que emplean a ciudadanos estadounidenses.

La AFL-CIO, uno de los sindicatos más grandes de Estados Unidos, apoya la reforma migratoria. Su sitio web dice: Durante demasiado tiempo, nuestro sistema de inmigración quebrado ha permitido a los empleadores reducir los salarios y las condiciones laborales en nuestro país. La peor parte del impacto ha sido obra de los trabajadores inmigrantes, que enfrentan las tasas más altas de robo de salarios, acoso sexual y muerte y lesiones en el trabajo.

Los inmigrantes dan un ligero impulso al salario promedio de los estadounidenses al aumentar su productividad y estimular la inversión.

Los inmigrantes repondrán la fuerza laboral estadounidense a medida que se jubilen millones de "Baby Boomers".

Los inmigrantes indocumentados no han cometido ningún delito y no son delincuentes. Han violado el código civil, como cuando una persona ignora una ordenanza de tráfico. Los migrantes y sus familias ingresan a los Estados Unidos en busca de trabajo y para sobrevivir. Las visas y los canales legales para trabajar o reunirse con familiares son muy limitados. El enigma es que se les da trabajo pero no un estatus legal. Los seres humanos no son ilegales.

Muchos estadounidenses quieren que los inmigrantes ingresen al país legalmente. Pero bajo las leyes de inmigración actuales, hay muy pocas opciones para la inmigración legal, los costos son cada vez más prohibitivos y la espera por cualquier tipo de estatus puede ser larga y frustrante. Según el Departamento de Estado, esa imaginaria & # 8220 línea de inmigración & # 8221 ya terminó 4 millones personas durante mucho tiempo y dependiendo del tipo de visa solicitada y el país de origen, la espera puede ser de años a décadas. En algunos países, como Filipinas y México, la gente ha estado esperando 20 años para la aprobación de una visa patrocinada por una familia.

Los inmigrantes pueden llegar legalmente a los EE. UU. Si son patrocinados por un empleador o un miembro de la familia, pueden ingresar al país como refugiados o pueden recibir una de las visas profesionales o de diversidad distribuidas selectivamente. El Programa de Visas de Diversidad hace 55,000 tarjetas verdes disponibles para personas de países con bajas tasas de inmigración a los EE. UU.Según el Departamento de Estado, las tarifas para obtener visas permanentes de EE. UU. pueden variar desde $200 para acabar $700, excluyendo los honorarios legales. Además, existen cuotas de visas que limitan la inmigración desde cualquier país.

En muchos países pobres y asolados por la violencia, o en los casos en que los padres son separados de sus hijos, los inmigrantes dicen que la espera es insoportable, lo que hace que muchos recurran al cruce ilegal de fronteras. Ese viaje puede resultar caro y mortal. Los contrabandistas cobran desde $3,000 a más de $70,000 dependiendo del país de origen, el modo de transporte y la distancia recorrida según el Proyecto de Migración Mexicana, un esfuerzo de investigación multidisciplinario entre investigadores en México y los EE. UU.

Los residentes indocumentados de EE. UU. Enfrentan delitos, explotación y abuso. Las medidas antiinmigrantes les privan de vivienda y servicios básicos. Una mayor aplicación policial de las leyes federales de inmigración les niega efectivamente el acceso a la protección policial. En resumen, los indocumentados no reciben las protecciones de la ley, solo sus sanciones.

Muchos trabajadores indocumentados son aprovechados por empleadores sin escrúpulos que les pagan mal por su tiempo.

37% ha experimentado violaciones del salario mínimo

84 % ha experimentado infracciones de horas extra

76 % han experimentado trabajar "fuera del horario"

De los que se quejaron, 62% ha experimentado una o más formas de represalia ilegal, como amenazar con contactar a las autoridades de inmigración, despedir o suspender al trabajador o amenazar con recortar el salario.

El Departamento de Estado de EE. UU. Informó que 3.5 millones las personas que habían sido aprobadas para visas familiares aún no las habían recibido. La mayoría de los aprobados permanecen en los Estados Unidos con sus familias, esperando durante años que sus visas estén disponibles. Cuando salgan del país para recoger sus visas, se les prohibirá volver a ingresar durante años debido a su "presencia ilegal" en el pasado.

El mercado laboral relativamente abierto de EE. UU. Da cabida a más de 8 millones, o 5% trabajadores indocumentados. Sin embargo, Estados Unidos proporciona visas por no más de 10,000 trabajadores no calificados cada año. La falta de coherencia entre las necesidades laborales de Estados Unidos y su sistema de inmigración es incompatible con el "estado de derecho".

Sobre 7% de niños estadounidenses en grados K-12 tenía al menos 1 padre sin estatus legal. 79% de estos niños nacieron en los EE. UU. 14º La enmienda a la Constitución de los Estados Unidos garantiza la ciudadanía a los nacidos o naturalizados en los Estados Unidos y "sujetos a su jurisdicción". En 2007, 96 miembros del Congreso copatrocinaron legislación que interpretaba la frase “sujeto a su jurisdicción” para excluir a los hijos de personas indocumentadas.

Estudios repetidos han afirmado que el resultado de los casos de deportación, que pueden conducir a la muerte, tortura y destierro permanente del país, depende más de la representación legal, la detención y el juez individual que de los méritos de una reclamación subyacente.

Un sistema de inmigración que respetara el "estado de derecho" protegería a quienes huyen de la persecución y la violencia alentaría a los inmigrantes a cooperar con la policía sus decisiones judiciales se basarían en la fuerza de un reclamo subyacente sus políticas de admisión acelerarían la reunificación familiar y servirían a la nación. necesidad de trabajadores de alto nivel y menos calificados y proporcionaría a millones de inmigrantes trabajadores un camino hacia el estatus legal.

La reforma migratoria permitiría que nuestro sistema de inmigración de los EE. UU. Respete el "estado de derecho".

Para los inmigrantes que también son refugiados, la prueba del “miedo creíble” es la llave que abre la puerta al asilo y la residencia permanente en Estados Unidos. 92% de los solicitantes de asilos pasan esta prueba. Ha aumentado el número de personas que pasan esta prueba crítica 600% desde 2007.

La comunidad de inmigrantes es un beneficio neto para la economía estadounidense. El inmigrante promedio, en su vida, paga más en impuestos de lo que recauda en servicios gubernamentales. Sin trabajadores invitados, la economía estadounidense perdería miles de millones de dólares al año en producción agrícola y gran parte de la producción actual iría al extranjero.

Muchos inmigrantes no autorizados son empleados con salarios bajos cuyo arduo trabajo ayuda a producir bienes más asequibles para todos los consumidores estadounidenses. Deportar a estos trabajadores conducirá a una escasez de mano de obra que aumentará los costos de los productos estadounidenses.

Los inmigrantes también son consumidores, lo que aumenta la demanda de bienes y servicios de las industrias estadounidenses.

Los trabajadores inmigrantes son tan vulnerables durante las recesiones como los trabajadores nativos debido a sus niveles más bajos de habilidades y educación, su relativa juventud y su sobrerrepresentación en las industrias estadounidenses más vulnerables.

Los académicos han sugerido durante décadas que las decisiones de los migrantes (en particular de los migrantes indocumentados) de regresar a su país de origen dependen más de las condiciones en el país de origen que de las del país receptor. Esta es una de las razones por las que el desarrollo de los países de origen es un pilar fundamental de la reforma migratoria integral.

Entre 50-75% de los inmigrantes indocumentados pagan entre $90 y $ 140 mil millones en impuestos federales, estatales y locales y sobre las ventas cada año.

Los trabajadores indocumentados pagan impuestos sobre las ventas cuando corresponda e impuestos sobre la propiedad, directamente si son propietarios e indirectamente si alquilan.

Colectivamente, los trabajadores indocumentados pagan $ 10 mil millones a los impuestos estatales y locales cada año. Las contribuciones varían según el estado. En Montana aportan sobre $ 2 millones. En California, más de $ 2 mil millones. En promedio, pagan más de 6% de sus ingresos en impuestos estatales y locales.

Los inmigrantes son necesarios para aumentar la base impositiva de una fuerza laboral que envejece para apoyar a la generación que se jubila.

El aumento de la inmigración legal aumentaría el gasto del gobierno en créditos fiscales reembolsables, Medicaid y subsidios de seguro médico, entre otros beneficios federales. Pero también crearía aún más ingresos fiscales a través de impuestos sobre la renta y la nómina.

Permitir que ciertos inmigrantes permanezcan en el país y trabajen legalmente aumentaría las contribuciones fiscales estatales y locales en miles de millones de dólares al año.

Los informes de varios estados, como Texas, muestran que los inmigrantes no autorizados contribuyen tanto como $ 1.5 mil millones a los ingresos estatales. La legalización obligaría a los empleadores sin escrúpulos a contribuir con impuestos sobre la nómina de sus trabajadores inmigrantes y así aumentar aún más los ingresos estatales.

Los inmigrantes no autorizados están pagando miles de millones de dólares al año al Seguro Social, sin capacidad para cobrar beneficios. Sin el 3 millones Los inmigrantes indocumentados que pagan al sistema, el Seguro Social habrían entrado en un déficit persistente de los ingresos fiscales para cubrir los pagos a partir de 2009.

La Administración del Seguro Social también acredita a los trabajadores indocumentados por pagar un adicional $ 520 mil millones bajo números de Seguro Social que no coinciden. Debido a que no pueden cobrar el seguro social debido a su condición de no autorizados, este dinero ayuda a garantizar la viabilidad de los fondos a largo plazo para las generaciones futuras de jubilados.

Sin inmigrantes, la Junta de Fideicomisarios del Seguro Social proyecta que el sistema ya no podrá pagar la totalidad de los beneficios prometidos por 2037.

A nivel federal, con muy pocas excepciones (es decir, atención prenatal), los migrantes no autorizados no son elegibles para recibir asistencia social, beneficios del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP o & # 8220 cupones para alimentos & # 8221), Medicaid y la mayoría de los demás beneficios públicos. La mayoría de estos programas requieren prueba de estatus migratorio legal. A nivel estatal, los estados individuales tienen que tomar una decisión legislativa afirmativa para brindar servicios a las poblaciones no autorizadas. La posición predeterminada es tal que la población no autorizada tiene prohibido recibir tales beneficios. Incluso los inmigrantes legales enfrentan estrictas restricciones de elegibilidad hasta que hayan estado en los Estados Unidos por más de 5 años.

Los adultos y niños inmigrantes no ciudadanos están 25% menos probabilidades de estar inscrito en Medicaid que sus equivalentes nativos pobres y también son 37% menos probabilidades de recibir beneficios del Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP o & # 8220 food estampillas & # 8221).

Los hijos ciudadanos de inmigrantes ilegales & # 8212 a menudo denominados despectivamente & # 8220anchor bebés & # 8221 & # 8212 califican para beneficios sociales. Además, los inmigrantes indocumentados son elegibles para recibir educación y atención médica de emergencia. Actualmente, el hogar promedio de inmigrantes ilegales cuesta a los contribuyentes miles de dólares por hogar. Sin embargo, la mayoría de los economistas ven proporcionar estos beneficios como una inversión para el futuro, cuando estos niños se conviertan en trabajadores y contribuyentes.

Un camino hacia la legalización de los inmigrantes aumentaría los ingresos federales en miles de millones de dólares. Tal plan habría visto un aumento de los costos por el uso de los servicios públicos, pero en última instancia, produciría un superávit para las arcas del gobierno.

Estados Unidos asigna menos de 1% del presupuesto federal para migración y asistencia a refugiados.

Los inmigrantes han revitalizado económicamente a muchas comunidades en todo el país.

Los inmigrantes de hoy están comprando casas, convirtiéndose en ciudadanos estadounidenses y aprendiendo inglés.

La inmigración no hace que aumenten las tasas de criminalidad y, en realidad, los inmigrantes tienen menos probabilidades de cometer delitos o estar tras las rejas que los estadounidenses nativos.

La reforma migratoria es una parte integral de cualquier estrategia eficaz de seguridad fronteriza.

A lo largo de la historia de Estados Unidos, los inmigrantes católicos se han enfrentado a grupos & # 8220nativistas & # 8221, principalmente en respuesta al aumento de la inmigración católica irlandesa. 2 de los más conocidos de estos grupos eran el "Know Nothings" y el "American Party". El objetivo de estos grupos era preservar el estatus de algunos de los habitantes establecidos de este país. Gran parte de la oposición a los católicos provino de grupos de inmigrantes anteriores que en realidad no eran "nativos". Hoy en día, muchos de los que sostienen estos puntos de vista no se consideran "nativistas" sino "patriotas".

De El 19 secuestradores que atacaron a los EE. UU. el 11 de septiembre, 18 ingresaron al país con visas de turismo o de negocios y 1 con una visa de estudiante, ninguno como inmigrantes o refugiados.

15 de El 19 los secuestradores del 11-S vinieron de Arabia Saudita. Ninguno de ellos procedía de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria o Yemen.

La amenaza potencial de terroristas que cruzan de Canadá a Estados Unidos es mayor que la de México, en parte debido a la mayor longitud de la frontera norte. Sin embargo, hay cientos de millas de vallas a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México (con propuestas para agregar más) y muchas veces más Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México que a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y Canadá.

Cada semana, en los tribunales de inmigración de todo el país, miles de niños actúan como sus propios abogados, pidiendo asilo u otro tipo de ayuda en un sistema legal que no comprenden.

En los Estados Unidos, los presuntos asesinos, secuestradores y otras personas que enfrentan cargos federales por delitos graves tienen derecho a abogados designados por el tribunal si no pueden pagarlos. Pero los niños acusados ​​de violar las leyes de inmigración, un delito civil, no tienen el mismo derecho.

Tener un abogado marca la diferencia. Mas que 50% de los niños que no tienen representación legal son deportados. Solamente 10% de los niños que sí tienen abogado sufren la misma suerte.

Estados Unidos mantiene la infraestructura de detención de inmigrantes más grande del mundo, y detiene a miles de personas por año. Los residentes permanentes legales con vínculos familiares y comunitarios de larga data, los solicitantes de asilo y las víctimas de la trata de personas son detenidos durante semanas, meses y, a veces, años. El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de los Estados Unidos a menudo detiene a mujeres, hombres y niños en cárceles del condado y prisiones con fines de lucro.

Las últimas décadas han sido testigos de la creciente participación e influencia de la industria de las prisiones privadas en la aplicación de la ley de inmigración de los Estados Unidos, junto con la expansión del sistema de detención de inmigrantes. Aproximadamente 350,000 Los inmigrantes han sido identificados para ser detenidos o deportados por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de EE. UU. y han pasado por uno de más de 200 instalaciones de detención de inmigrantes.

El sistema de detención de inmigrantes de Estados Unidos es un fenómeno relativamente reciente. Antes de la década de 1980, solo había aproximadamente 30-3,000 personas en detención migratoria todos los días. Además, el gobierno federal anunció una nueva política de detención destinada a castigar y disuadir la migración latinoamericana, incluida la detención de solicitantes de asilo. En 1996, se aprobaron leyes federales que duplicaron el número de personas en detención migratoria desde 8,500 cada día en 1996 a 16,000 en 1998.

La década de 1980 dio lugar a dos importantes corporaciones penitenciarias, GEO Group y Corrections Corporation of America (ahora CoreCivic), que presionaron al gobierno para que impulsara leyes que ampliaran la detención y otras formas de encarcelamiento. Estas empresas tienen un interés económico en construir y llenar tantos centros de detención como sea posible.

Los centros de detención de inmigrantes cuestan mucho dinero y el Congreso les ha asignado un gran presupuesto. Le cuesta al gobierno más $12,000 deportar a cada individuo, pero cuando se combinan los costos de aprehensión, detención, procesamiento legal y transporte, el gobierno gasta más de $23,000 deportar a cada persona. La detención por sí sola cuesta a los contribuyentes aproximadamente $ 2 mil millones cada año.

La detención de inmigrantes es una forma civil de confinamiento y, por lo tanto, los migrantes detenidos carecen de muchas de las salvaguardias del sistema de justicia penal. No tienen derecho a un abogado designado por el tribunal, una llamada telefónica gratuita o un juicio rápido.

No existen regulaciones formalmente vinculantes o disposiciones legales que rijan los estándares de atención en los centros de detención de ICE. Algunas cárceles de inmigración no se rigen contractualmente por ningún estándar. Los defensores han encontrado que el sistema de inspecciones de ICE es insuficiente para abordar los abusos y las preocupaciones de salud y seguridad endémicas del sistema de detención.


Los hechos sobre inmigración: lo que necesita saber en 2019

Después de cerrar el gobierno durante más de un mes, el presidente Trump permanece sin la promesa distintiva de su campaña: un muro fronterizo sur financiado por México. Los políticos de DC tienen hasta el 15 de febrero antes de que se agote la financiación temporal y el gobierno cierre por segunda vez este año.

Aquí hay nueve hechos que describen el estado de la inmigración en 2019.

¿Cómo ingresan la mayoría de los inmigrantes no autorizados a los Estados Unidos?

Realidad: Dos tercios de la población inmigrante no autorizada reciente ingresó a los EE. UU. Con visas válidas y luego se quedó en el país después de que expiró esa visa.
Fuente: Centro de Estudios Migratorios

Solo alrededor de un tercio de la población inmigrante no autorizada recientemente llegó a Estados Unidos al cruzar la frontera sur a escondidas, según Randy Capps, director de investigación de Programas de Estados Unidos en el Migration Policy Institute. Eso significa que un muro no habría impedido que dos tercios de los inmigrantes recientemente indocumentados del país ingresaran ilegalmente a los EE. UU.

¿Cuántos inmigrantes no autorizados viven en Estados Unidos?

Realidad: entre 10,7 y 11,3 millones de inmigrantes no autorizados vivían en los EE. UU. En 2016, el año más reciente para el que hay datos disponibles.
Fuente: Centro de Investigación Pew y el Instituto de Políticas Migratorias

Según Pew, la cantidad de inmigrantes no autorizados que viven en los Estados Unidos alcanzó un mínimo de 12 años en 2016, una disminución que los investigadores atribuyen a la intensificación de la aplicación de la ley en la frontera sur del país y a las cambiantes tendencias económicas. El Migration Policy Institute estima que había 11,3 millones de inmigrantes indocumentados viviendo en Estados Unidos en 2016.

¿Cuántas personas son atrapadas cada año intentando cruzar ilegalmente la frontera sur?

Hecho: 396,579 personas fueron capturadas cruzando ilegalmente la frontera en el año que terminó el 30 de septiembre de 2018.
Fuente: Aduanas y Patrulla Fronteriza de EE. UU.

Los cruces fronterizos ilegales comenzaron a disminuir significativamente a mediados de la década de 2000 después de alcanzar niveles récord durante las décadas de 1980 y 1990. En 2005, agentes de la Patrulla Fronteriza y de Aduanas de Estados Unidos detuvieron a poco más de 1,17 millones de migrantes. Desde entonces, los arrestos por cruces fronterizos ilegales han disminuido casi todos los años.

¿Es el asilo una forma de inmigración ilegal?

Realidad: No. "Si es elegible para el asilo, se le puede permitir permanecer en los Estados Unidos".
Fuente: Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE. UU. (USCIS)

El asilo es un proceso de inmigración de tipo especial reservado para personas que han "sufrido persecución o temor de sufrir persecución debido a su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social en particular u opinión política", según USCIS.

Obtener asilo no es tarea fácil. Es un proceso de varios años que implica una posible detención, múltiples entrevistas, documentación extensa del sufrimiento previo de un inmigrante y probabilidades menos que estelares.

¿Cuántos inmigrantes solicitaron asilo el año pasado?

Realidad: Aproximadamente 100.000 inmigrantes iniciaron procedimientos de asilo el año pasado, un récord.
Fuente: La casa Blanca

El año pasado, los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos procesaron alrededor de 100,000 reclamos de "miedo creíble", el primer paso en los procedimientos de asilo de un inmigrante. Los jueces decidieron alrededor de 42,000 casos de asilo durante el mismo período de tiempo, más que cualquier otro año desde 2001, según el Transactional Records Access Clearinghouse de la Universidad de Syracuse.

Pero las denegaciones de asilo también alcanzaron un récord el año pasado. Los jueces de inmigración rechazaron el 65 por ciento de las solicitudes de asilo que dictaminaron en 2018, según TRAC.

¿Cuántos inmigrantes se presentan a sus citas en la corte?

Hecho: Los solicitantes de asilo se presentaron a sus citas en la corte el 89 por ciento de las veces en el año fiscal que finalizó el 30 de septiembre de 2017, el año más reciente para el que hay datos disponibles.
Fuente: Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración del Departamento de Justicia

La Administración Trump ha basado un puñado de sus nuevas políticas de inmigración, como la política de "Permanecer en México" recientemente implementada, basada en la afirmación de que los inmigrantes no se presentan a sus audiencias judiciales, una idea que la Casa Blanca ve como un "vacío legal". . " La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, dijo durante un testimonio ante el Congreso a fines del año pasado que los solicitantes de asilo "más que no" no se presentan a las audiencias. Y en enero, el presidente Trump dijo que solo el dos por ciento de los solicitantes de asilo llegan a sus citas en la corte.

¿Cómo ingresan las drogas ilegales al país?

Hecho: La gran mayoría de las drogas ilegales y mdash como la heroína, la cocaína y el fentanilo y mdash ingresaron al país a través de puntos de entrada legales, conocidos oficialmente como puertos de entrada.
Fuente: Administración de Control de Drogas del Departamento de Justicia de EE. UU.

Solo un "pequeño porcentaje" de la heroína incautada por los agentes de la Patrulla Fronteriza y de Aduanas de EE. UU. Se encontró "a lo largo de la frontera terrestre entre los puertos de entrada", según el informe de Evaluación Nacional de Amenazas de Drogas de 2018, publicado por la Administración de Control de Drogas (DEA) en Octubre.

En cuanto a la cocaína, la DEA dijo que era "poco común ver grandes cargamentos de cocaína dirigidos hacia la frontera entre Estados Unidos y México" y que, en cambio, la droga se transporta en botes y "entre carga legítima de camiones comerciales o dentro de compartimentos secretos construidos dentro de vehículo de pasajeros." La DEA agregó que "los traficantes también están apuntando cada vez más a los puertos marítimos a lo largo de la costa este".

El fentanilo ingresa al país desde China por correo y por la frontera sur, según la DEA. Aunque señaló que "la mayoría de las incautaciones de fentanilo [de la Patrulla Fronteriza y de Aduanas] ocurren en [los puertos de entrada] en el sur de California".

Los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. Anunciaron la mayor redada de fentanilo de la agencia a fines del mes pasado. En un tráiler que cruzaba legalmente la frontera en Arizona, la agencia capturó 254 libras del opioide sintético, según Associated Press.

¿Los inmigrantes ilegales cometen delitos más violentos que los residentes legales?

Realidad: Los estudios dicen que los inmigrantes indocumentados tienen menos probabilidades de cometer delitos violentos que los ciudadanos nacidos en Estados Unidos.
Fuente: The Cato Institute y The University of Wisconsin

Según un informe de investigación de junio de 2018 del Cato Institute, "los inmigrantes ilegales tienen un 47% menos de probabilidades de ser encarcelados por nativos" y "los inmigrantes legales tienen un 78% menos de probabilidades de ser encarcelados que los nativos".

Los inmigrantes indocumentados también tienen menos probabilidades de cometer delitos graves, según una investigación realizada por Cato. Utilizando datos proporcionados por el gobierno del Departamento de Seguridad de Texas, el grupo de expertos libertario concluyó que en Texas la tasa de arrestos por asesinato para estadounidenses nativos era "aproximadamente un 46 por ciento más alta que la tasa de homicidios de inmigrantes ilegales", según una nota de investigación de junio de 2018 . Otro estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Wisconsin, encontró que "el aumento de las concentraciones de inmigrantes indocumentados está asociado con disminuciones estadísticamente significativas en los delitos violentos".

¿Los inmigrantes indocumentados son elegibles para los programas de asistencia social patrocinados por el gobierno?

Realidad: Los inmigrantes indocumentados no son elegibles para los beneficios de asistencia social del gobierno y los inmigrantes legales solo califican para los beneficios federales una vez que han residido en los EE. UU. Durante cinco años.
Fuente: Centro Nacional de Leyes de Inmigración

Los inmigrantes indocumentados tienen prohibido la mayoría de los beneficios públicos, como cupones de alimentos, Medicaid regular y Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF), según el Centro Nacional de Leyes de Inmigración. Sin embargo, se otorgan algunas excepciones para "proteger la vida o garantizar la seguridad en situaciones extremas", escribió el Foro Nacional de Inmigración en agosto de 2018.


Datos y estadísticas de inmigración

Since the passage of the Homeland Security Act of 2002, the Office of Immigration Statistics has responsibility to carry out two statutory requirements: 1) to collect and disseminate to Congress and the public data and information useful in evaluating the social, economic, environmental, and demographic impact of immigration laws and 2) to establish standards of reliability and validity for immigration statistics collected by the Department’s operational Components.

The following are key datasets and resources published by the Office of Immigration Statistics.

New Releases

Reports

The following are key datasets and resources published by the Office of Immigration Statistics.

Yearbook of Immigration Statistics

los Yearbook of Immigration Statistics is a compendium of tables that provides data on foreign nationals who were granted lawful permanent residence, were admitted into the United States on a temporary basis, applied for asylum or refugee status, or were naturalized.

Lawful Permanent Residents

Lawful permanent residents (LPRs), also known as “green card” holders, are non-citizens who are lawfully authorized to live permanently within the United States.

Refugees & Asylees

A refugee is a person outside his or her country of nationality who is unable or unwilling to return to his or her country of nationality because of persecution or a well-founded fear of persecution. An asylee is a person who meets the definition of refugee and is already present in the United States or is seeking admission at a port of entry.

U.S. Naturalizations

Naturalization confers U.S. citizenship upon foreign nationals who have fulfilled the requirements Congress established in the Immigration and Nationality Act (INA).

U.S. Nonimmigrant Admissions

Nonimmigrants are foreign nationals granted temporary admission into the United States.


Chapter 1. How Immigration Has Changed over Time

Fact 1: The foreign-born share of the U.S. population has returned to its late-19th-century level.

Immigrants have always been part of the American story, though immigration has waxed and waned over time. Immigration during the second half of the 19th century lifted the foreign-born share of the population to 14 percent. Starting in the 1910s, however, immigration to the United States fell precipitously, and the foreign-born share of the population reached a historic low of 4.7 percent in 1970.

This drop occurred in large part because of policy changes that limited immigration into the United States. Beginning with late-19th-century and early-20th-century policies that were directed against immigrants from particular countries&mdashfor example, the Chinese Exclusion Act of 1882&mdashthe federal government then implemented comprehensive national origin quotas and other restrictions, reducing total immigration inflows from more than 1 million immigrants annually in the late 1910s to only 165,000 by 1924 (Abramitzky and Boustan 2017 Martin 2010). Economic turmoil during the Great Depression and two world wars also contributed to declining immigration and a lower foreign-born fraction through the middle of the 20th century (Blau and Mackie 2017).

In the second half of the 20th century, a series of immigration reforms&mdashincluding the 1965 Immigration and Nationality Act&mdashrepealed national origin quotas and implemented family reunification and skilled immigration policies. In 1986 amnesty was provided to many people who were living in the United States without documentation (Clark, Hatton, and Williamson 2007). Unauthorized immigration was estimated at about 500,000 in the early 2000s, but has since dropped sharply to a roughly zero net inflow (Blau and Mackie 2017).

The foreign-born fraction of the population rose steadily from 1970 to its 2017 level of 13.7 percent. From 2001&ndash14, legal immigration rose to roughly 1 million per year, marking a return to the level of the early 20th century, but now representing a much smaller share of the total U.S. population. Today, there is a wide variation of the foreign-born population across states, ranging from under 5 percent in parts of the Southeast and Midwest to over 20 percent in California, Florida, New Jersey, and New York (Bureau of Labor Statistics [BLS] 2017 authors&rsquo calculations).

Fact 2: The rising foreign-born share is driven by both immigration flows and low fertility of native-born individuals.

Though the foreign-born fraction has risen to its late-19th-century levels, the net migration rate is just half the level that prevailed around 1900 (Blau and Mackie 2017). With declining native-born population growth in recent years, even a diminished level of net migration has been enough to raise the foreign-born fraction (see figure 2a).

Figure 2b shows that recent growth in the number of prime-age children of immigrants has continued at more than 3 percent, supporting overall U.S. population growth. By contrast, the population growth rate of prime-age children of native parents has fallen from an average of 0.2 percent over the 1995&ndash2005 period to an average of &ndash0.5 percent over the 2006&ndash17 period. The population growth of first-generation immigrants remains relatively high&mdash1.8 percent on average from 2006 to 2017&mdashbut has fallen as net migration has slowed. Thus, the continued rise of the foreign-born share of the population since 1990 does not reflect a surge in immigration but rather a slowing migration rate combined with slowing growth in the population of children of natives.

From 1960 to 2016 the U.S. total fertility rate fell from 3.65 to 1.80 (World Bank n.d.). Demographers and economists believe that this decline was driven by a collection of factors, including enhanced access to contraceptive technology, changing norms, and the rising opportunity cost of raising children (Bailey 2010). As women&rsquos labor market opportunities improve, child-rearing becomes relatively more expensive. Feyrer, Sacerdote, and Stern (2008) note that in countries where women have outside options but men share little of the child-care responsibilities, fertility has fallen even more.

Population growth is important for both fiscal stability and robust economic growth. Social Security and Medicare become more difficult to fund as the working-age population declines relative to the elderly population. (See fact 11 for a broader discussion of immigrants&rsquo fiscal impacts.) Moreover, overall economic growth depends to an important extent on a growing labor force (see fact 8).

Fact 3: About three-quarters of the foreign-born population are naturalized citizens or authorized residents.

There are many ways in which immigrants come to the United States and participate in this country&rsquos economic and social life. As of 2014 many in the foreign-born population had achieved U.S. citizenship (43.6 percent), while others had legal permanent resident status (26.9 percent), and still others were temporary residents with authorization to live in the country (4.0 percent). The remaining 25.5 percent of foreign-born residents are estimated to be unauthorized immigrants, as shown in figure 3. This is down from an estimated 28 percent in 2009 (Passel and Cohn 2011).

Unauthorized immigrants are the focus of intense policy and research attention. Some characteristics of these immigrants may be surprising: for example, more than 75 percent of all unauthorized immigrants have lived in the United States for more than 10 years. This marks a sharp increase from 2007, when an estimated 44.5 percent were at least 10-year residents. Moreover, only 18.9 percent of unauthorized immigrants are estimated to be 24 or younger, and 75.1 percent are in the prime working-age (25&ndash54) group (Baker 2017).

There has also been special policy attention paid to those who entered the United States as children, including the Deferred Action for Childhood Arrivals (DACA) policy introduced in 2012 to allow temporary partial legal status to those who came to the United States as children, who are now 15&ndash31 years old, who have committed no crimes, and who have been in the United States continuously since 2007. Roughly 800,000 people have used the program and estimates suggest 1.3 million were eligible (about 10 percent of the undocumented population) (Robertson 2018). Other proposed legislation&mdashthe American Hope Act&mdashcould affect as many as 3.5 million people (a third of the undocumented population) (Batalova et al. 2017).

The terms of immigrants&rsquo residency are important for their labor market outcomes, and potentially for the impacts they have on native-born workers. Without authorized status and documentation, foreign-born residents likely have little bargaining power in the workforce and are exposed to a higher risk of mistreatment (Shierholz 2018).

Fact 4: 80 percent of immigrants today come from Asia or Latin America, while in 1910 more than 80 percent of immigrants came from Europe.

The countries of origin of immigrants to the United States have changed dramatically over the past century. Figure 4a shows that in the early 20th century the overwhelming majority of migrants entering the United States came from Europe. (The areas of the rectangles sum to 100 percent of the total foreign-born population in each year.) Although immigrants were predominantly from Western Europe, significant numbers arrived from Eastern Europe and Scandinavia as well. Today, the makeup of U.S. immigrants is much different: nearly 60 percent of the foreign-born emigrated either from Mexico (which accounted for only 1.6 percent of the foreign-born in 1910) or Asian countries (which accounted for only 1.4 percent in 1910).

India and China now account for the largest share (6.5 and 4.7 percent of all immigrants, respectively) among Asian immigrants, while El Salvador (3.4 percent) and Cuba (2.9 percent) are the primary origin countries in Latin America (after Mexico). As of 2017 immigrants from Germany account for the largest share of European immigrants (only 1.1 percent of all immigrants).

While the countries of origin may be different, there is some similarity in the economic situations of the origin countries in 1910 and today. GDP per capita of Ireland and Italy in 1913 were 45.4 and 33.7 percent, respectively, of U.S. per capita income in 1913, but today Western European GDP per capita is much closer to the U.S. level. [2] In 2016 Mexico&rsquos per capita income was 29.8 percent of per capita income in the United States (Bolt et al. 2018). Then as now large numbers of immigrants were drawn to relatively strong economic opportunities in the United States (Clark, Hatton, and Williamson 2007).


Immigration Facts

Immigration-related data are available for the country, for each of the states and the District of Columbia. Data include:

  • Foreign-born population and share
  • Illegal Alien population and share (national and state only)
  • Naturalized (U.S. citizen) immigrants
  • Legal immigrant admissions
  • Refugee admissions
  • Foreign student enrollment
  • Costs of illegal aliens (national and state only)
  • Limited English Proficiency student enrollment
  • Immigration's impact on population growth

National data are available for the United States.

Public opinion poll data on immigration issues are available for the country and many states as well as for demographic segments of the population.

Immigration 101 is a primer on immigration issues for newcomers to the topic.

Lectura sugerida offers some seminal writing on immigration history and contemporary issues for persons seeking a greater depth of knowledge.

los Quotes Library is a resource for persons seeking quotes by historic or current public figures on immigration issues.

los Glosario is a resource in case you come on an obscure immigration related term or acronym that you don't understand.


Estados Unidos

New York-based Human Rights Watch reports on how the US Immigration and Naturalization Service treat immigration detainees as though they were criminals by putting these otherwise innocent people in jail, indefinitely.

US immigration policies, (especially noticeable during the economic boom at the end of the 1990s) are interesting in that they are really designed to bring in immigrants with a certain level and type of education to help enhance the nation, economically. While at first thought this seems reasonable, there are a few ramifications:

  • A disproportionate representation of that ethnic population becomes part of the American culture
  • As a result it affects the stereotypical image of such minorities seemingly in a positive way as always being hard-working but also as only interested in the pursuit of financial gains, for example.
  • However, a strange twist occurs:
    • Some politicians use such stereotyped groups to show how other immigrant populations in the US who have been around longer should follow newer immigrant’s examples
    • Some even using that as a basis to argue for a further cut in social welfare subsidies for example, unfairly blaming such people solely for their economic problems.
    • So, as an unfortunate example, South Asian Americans are inadvertently looked upon negatively by many in the Black and Latino communities, and vice versa.

    For more details on this aspect, see for example, Vijay Prashad’s books, The Karma of Brown Folk (University of Minesota Press, 2000) and Everybody was Kung Fu Fighting , (Beacon Press, 2001).


    5 facts about illegal immigration in the U.S.

    The number of unauthorized immigrants living in the United States has dropped to the level it was in 2004, and Mexicans are no longer a majority of this population. This decline is due mainly to a large drop in the number of new unauthorized immigrants, especially Mexicans, coming into the country. The origin countries of unauthorized immigrants also shifted during that time, with the number from Mexico declining and the number rising from Central America and Asia, according to the latest Pew Research Center estimates.

    Here are five facts about the unauthorized immigrant population in the U.S.

    There were 10.5 million unauthorized immigrants in the U.S. in 2017, representing 3.2% of the total U.S. population that year. The 2017 unauthorized immigrant total is a 14% drop from the peak of 12.2 million in 2007, when this group was 4% of the U.S. population.

    The number of Mexican unauthorized immigrants declined since 2007, while the total from other nations ticked up. Mexicans made up less than half of all unauthorized U.S. immigrants (47%) in 2017 for the first time, according to the Center’s estimate, compared with 57% in 2007. Their numbers (and share of the total) have been declining in recent years: There were 4.9 million Mexican unauthorized immigrants living in the U.S. in 2017, down from 6.9 million in 2007.

    Try our email course on immigration

    Learn about U.S. immigration through five short lessons delivered to your inbox every other day.
    Sign up now!

    Meanwhile, the total from other nations, 5.5 million in 2017, ticked up from 2007, when it was 5.3 million. The number of unauthorized immigrants has grown since 2007 from both Central America and Asia. There were 1.5 million Central American unauthorized immigrants in 2007 and 1.9 million in 2017. This growth was fueled mainly by immigrants from the Northern Triangle nations of El Salvador, Guatemala and Honduras. The number from Asia, 1.3 million in 2007, rose to 1.5 million in 2017.

    At the same time, the number of unauthorized immigrants from South America and Europe decreased between 2007 and 2017. Other large regions (the Caribbean, Middle East-North Africa, sub-Saharan Africa and the rest of the world) did not change significantly during that time.

    The U.S. civilian workforce includes 7.6 million unauthorized immigrants, representing a decline since 2007. Between 2007 and 2017, the number of unauthorized immigrant workers fell by 625,000, as did their share of the total U.S. workforce over the same period. In 2017, this group accounted for 4.6% of those in the U.S. who were working or were unemployed and looking for work.

    Six states account for 57% of unauthorized immigrants: California, Texas, Florida, New York, New Jersey and Illinois. From 2007 to 2017, individual states experienced different trends. The unauthorized immigrant population decreased in a dozen states: Arizona, California, Colorado, Florida, Georgia, Illinois, Michigan, Nevada, New Jersey, New Mexico, New York and Oregon. In five states, the unauthorized immigrant population rose over the same period: Louisiana, Maryland, Massachusetts, North Dakota and South Dakota.

    A rising share of unauthorized immigrants have lived in the U.S. for more than a decade. About two-thirds (66%) of unauthorized immigrant adults in 2017 had been in the U.S. more than 10 years, compared with 41% in 2007. A declining share of unauthorized immigrants have lived in the U.S. for five years or less – 20% of adults in 2017, compared with 30% in 2007. In 2017, unauthorized immigrant adults had lived in the U.S. for a median of 15.1 years, meaning that half had been in the country at least that long.

    Note: This is an update to a post originally published on Nov. 18, 2014.


    US Immigration Laws 1800's

    US Immigration Laws 1800's
    European immigration began in 1492 and remained unrestricted until the Page Act of 1875. Under the Constitution of the United States, Congress has authority over immigration. Some early Immigration Laws of the 1800's were passed by individual states as the federal government was content to leave emigration policy and control to individual states. In 1890 the total control of immigration was passed to the government and its regulation became a federal responsibility.

    US Immigration Laws 1800's: The Steerage Act of 1819
    The Immigration Act of 1819 provided regulations and standards for ships bringing immigrants to the United States. The captains of ships were required to provide customs officials with a list of immigrants names with the age, sex and occupation of passengers together with details of their country of origin and their intended destination in America. Passengers ill with contagious diseases had to be quarantined. The Customs officials sent copies of the lists to the U.S. State Department who then submitted the lists to Congress.

    US Immigration Laws 1800's: The 1875 Page Act (Asian Exclusion Act)
    The Page Act, commonly referred to as the Asian Exclusion Act, was the first restrictive federal immigration law and prohibited the entry of immigrants considered "undesirable". The law prohibited entry by Chinese women for the purposes of prostitution. The legislation also prohibited the importation of laborers from China, Japan, or any Oriental country who did not voluntarily consent to come to work in America.

    US Immigration Laws 1800's: The 1882 Chinese Exclusion Act
    The 1882 Chinese Exclusion Act was intended to restrict immigration from China for 10 years from 1882 to 1892. The law banned the emigration of unskilled Chinese laborers. The ten year proviso in the 1882 Exclusion Act was then extended for another 10 years by the 1892 Geary Act and then it was made permanent until it was finally repealed in 1943.

    US Immigration Laws 1800's: The 1882 Immigration Act
    The Immigration Act of 1882 restricted European immigration by making several categories of immigrants ineligible entry into the United States who likely to become public charges. It also imposed a tax of 50 cents on all immigrants landing at ports in the United States to create a government immigration fund.

    US Immigration Laws 1800's: 1885 Alien Contract Labor Law (Foran Act)
    The 1885 Alien Contract Labor Law, also known as the Foran Act, banned any individual or company from bringing unskilled foreigners into the United States under contract to work for them. The only exceptions are those immigrants who were brought into the country to perform domestic service (servants) and skilled workmen who were needed to help establish a new trade or industry in the US.

    US Immigration Laws 1800's: The 1891 Immigration Act
    The 1891 Immigration Act increased government regulation of immigration and established a Commissioner of Immigration in the Treasury Department responsible carrying out carrying out the inspection and deportation of immigrants. The law also imposed standards of admissibility for entry into America banning mentally disturbed persons, persons suffering from a loathsome or contagious disease, paupers, persons convicted of a felony or infamous crime or misdemeanor of moral turpitude and polygamists."

    US Immigration Laws 1800's: The 1892 Geary Act
    The terms of the 1882 Chinese Exclusion Act were extended by another ten years by the 1892 Geary Act, that was written by California Congressman Thomas J. Geary. The Geary Act also required all Chinese residents of the United States to carry a resident permit.

    DISCLAIMER: This website and any information contained herein are intended for educational and informational purposes only and should not be construed as legal advice. Seek competent legal counsel from an Immigration lawyer for advice on any legal matter.

    US Immigration Laws 1800's for Kids, Schools and Homework

    US Immigration Laws 1800's - US Policies and Laws - Dates of Laws - Description of Laws - History of Laws - US Immigration Laws 1800's - Migration - Immigration Acts and Laws of the 1800's - Emigration Laws - US Policies and Laws - Laws and Dates - US - United States - American - Kids - Schools - Homework - Laws - Dates - Summary - Definition - Facts about US Policies and Laws - History - Info - Information - US Policies and Laws - Dates of Laws - US Immigration Laws - US Immigration Laws 1800's