Interesante

Urna Cineraria Etrusca

Urna Cineraria Etrusca



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Imagen 3D

Una urna cineraria etrusca en un podio. Tumba de cámara de la familia Pruni cerca de Chiusi, Etruria, Italia. Hecho con Memento Beta (ahora ReMake) de AutoDesk.

Un anciano está reclinado sobre una piel de pantera y cojines morados con borlas doradas. Guirnaldas doradas alrededor de su cabeza y cuello, anillos de sello y capa con bordes morados indican su alto rango. Está sacrificando vino de una copa dorada.

para obtener más actualizaciones, siga a @GeoffreyMarchal en Twitter.

Apoya a nuestroOrganización sin ánimo de lucro

Nuestro sitio es una organización sin fines de lucro. Por solo $ 5 al mes, puede convertirse en miembro y apoyar nuestra misión de involucrar a las personas con el patrimonio cultural y mejorar la educación histórica en todo el mundo.


Una urna etrusca y el símbolo de la antigua tradición

En esta Urna cineraria etrusca hay una decoración que puede explicar el símbolo del altar en forma de pilar, y por qué está defendido por dos guerreros.

El altar en forma de pilar es un símbolo que de vez en cuando se observa tanto en cuadros herméticos como en escenarios religiosos antiguos. La escultura en la parte superior, que embellece un lado de una urna cineraria etrusca en Volterra, tiene sus raíces en tiempos muy antiguos. Francesco Inghirami en su & # 8220Monumenti Etruschi o di Etrusco nome disegnati, incisi, illustrati dal cavaliere Francesco Inghirami & # 8221, Fiesole 1823, o Monumentos etruscos o de nombre etrusco dibujado, grabado, ilustrado por el caballero Francesco Inghirami, primer tomus, segunda parte , tabla 49:

& # 8220La sencillez de esta pequeña y tosca urna de toba nos hará comprender probablemente el significado de esta escultura. En mi humilde opinión, el altar en forma de pilar es el objeto principal de esta representación. Lo conocimos en otro lugar, y no parecerá contradictorio que haya llamado & # 8220fireplace & # 8221. Por la aristocracia (1) había una regla que decía que no se debían discutir temas religiosos sino en una asamblea o cerca de una chimenea (2). De hecho, las chimeneas eran sagradas para las Divinidades, y los altares para los sacrificios también se llamaban & # 8220fireplaces & # 8221. Se creía que las chimeneas estaban protegidas por su Numina, especialmente contra los ataques de los enemigos. En realidad los dos luchadores armados, también retratados en la mesa con las rodillas sobre el altar, parecen no solo apuntar la atención a la artesanía, sino estar ahí para protegerla. No pueden ser gladiadores entre sí, ya que a veces fueron contratados en peleas para celebrar a los muertos, porque parecen estar comprometidos juntos en defender amenazadoramente el altar de enemigos externos.

Los romanos y sus maestros etruscos asignaron la tarea de defender los antiguos cultos a Penates, a quien Dioniso de Halicarnaso describe como guerreros.

Los supuestos enemigos pueden identificarse aquí en los dos personajes desarmados. No están armados, sino uno vestido con túnica, luego perteneciente al pueblo, el otro con toga, luego parte de las clases altas. No parecen querer luchar contra los dos defensores, sino persuadirlos con el discurso.

Probablemente los dos armados estén protegiendo el culto de sus antiguos dioses contra los nuevos cultos funerarios del exterior. Quizás las innovaciones aportadas por los seguidores de Dioniso o Baco.

Pero, ¿cómo era este antiguo culto? Probablemente el culto de Perseo, uno de los antiguos reyes argivos, de quien se decía que adoraba al Sol, la Luna y las Estrellas. O quizás el culto a Neptuno. O Juno, disfrazado de Neptuno. & # 8221

Por lo tanto, no solo el símbolo del altar en forma de pilar puede verse como un símbolo de la antigua tradición, sino también del & # 8220Fire & # 8221 de los etruscos. Según Inghirami.


Explicación de las urnas cinematográficas

En culturas y religiones donde se incineraba a una persona fallecida, se usaban urnas cinerarias para albergar sus cenizas. Con estas urnas cinerarias, eran para un solo uso y mdash para enterrar las cenizas de los muertos en un cementerio de cremación dedicado o en una parcela de cremación como parte de un cementerio. Estas antiguas urnas para cenizas se pueden encontrar en numerosas culturas de todo el mundo.

A diferencia de las prácticas antiguas, las urnas modernas de hoy en día pueden enterrarse o usarse para una opción de entierro sobre el suelo.

Diferencia entre una urna moderna, una urna cineraria y un sarcófago

Muchas sociedades han buscado métodos respetuosos y sancionados por la religión para cuidar de sus muertos. Con el tiempo, la cremación y el entierro se han convertido en las dos opciones más frecuentes. Con estas prácticas se utilizan tradicionalmente urnas, sarcófagos y ataúdes modernos. Aunque se usa de manera similar, existen ligeras diferencias entre cada elemento.

Las urnas modernas contienen las cenizas de un familiar fallecido y pueden enterrarse en un cementerio o colocarse en un columbario. Si está buscando cosas económicas para hacer con cenizas, las urnas también se pueden colocar en un área especial de la casa, como un jardín, un altar o un manto.

Las urnas cinerarias se utilizaron en la antigüedad. Al igual que las urnas modernas, contienen los restos cremados de un familiar fallecido. Pero como se mencionó anteriormente, estos fueron enterrados con mayor frecuencia en cementerios en lugar de exhibidos en casa.

Un sarcófago es similar a lo que se considera un ataúd moderno. Los sarcófagos, sin embargo, fueron utilizados por civilizaciones antiguas y fueron hechos de piedra. A menudo estaban decoradas con una escultura de la persona fallecida y tenían una inscripción para acompañar la talla. El uso de sarcófagos se encuentra más comúnmente en el antiguo Egipto, Roma y Grecia.


El Museo J. Paul Getty

Esta imagen está disponible para descargar, sin cargo, bajo el Programa de Contenido Abierto de Getty.

Urna cinematográfica con el héroe del arado

Desconocido 33,8 cm (13 5/16 pulg.) 71.AD.293.1

Las imágenes de contenido abierto tienden a tener un tamaño de archivo grande. Para evitar posibles cargos por datos de su proveedor, le recomendamos que se asegure de que su dispositivo esté conectado a una red Wi-Fi antes de realizar la descarga.

Actualmente no a la vista

Detalles del objeto

Título:

Urna cinematográfica con el héroe del arado

Artista / Creador:
Cultura:
Lugar:

Chiusi, Italia (lugar creado)

Medio:
Número de objeto:
Dimensiones:
Departamento:
Clasificación:
Tipo de objeto:
Obras relacionadas
Obras relacionadas
Procedencia
Procedencia
Probablemente en 1948-1950

Gennaro Evangelista Gorga, italiano, adquirido por el Ministero della Pubblica Istruzione mediante la ley n. 711, 1950.

Ministero della Pubblica Istruzione, transferido al Museo Nazionale Preistorico Etnografico- Luigi Pigorini.

Antes de 1963 -
Por 1963-1964

Galerías de arte Stendahl, vendida a May Department Stores Company, 1964.

1964 - todavía en 1966

Colección privada [vendida, Galerías Parke-Bernet, Nueva York, 4 de diciembre de 1969, lote 225.]

Royal Athena Galleries, vendida al Museo J. Paul Getty, 1971.

Exposiciones
Exposiciones
Arte etrusco (21 de marzo al 14 de abril de 1963)
Bibliografía
Bibliografía

Falconi Amorelli, M.T. "Urnette etrusche dalla Collezione Gorga". Studi Etruschi 30, ser. 2 (1962), págs. 323-5, núm. 4, fig. 6.

Stendahl, A. E., ed. Etruscan Art (cat. Exh.), 21 de marzo-14 de abril de 1963. (Los Ángeles: Otis Art Institutue, 1963), p. 20, enfermo.

Langsner, Jules. "Carta de Los Ángeles". Art International 7, no. 5 (1963), pág. 78, enfermo.

"De regreso a B.C." Revista dominical de Plain Dealer [Cleveland] (17 de octubre de 1965), pág. 46, enfermo.

"Algo viejo: de $ 3 a $ 12 000". El comerciante llano [Cleveland] (21 de octubre de 1965), pág. 20, enfermo.

The May Co., publicidad. El comerciante llano [Cleveland] (21 de octubre de 1965), pág. 3, enfermo.

"Objetos de arte de la antigüedad". Revista diaria posterior al envío de St. Louis (8 de enero de 1965), pág. 33, enfermo.

Anuncio de Kaufmann. Prensa de Pittsburgh (Viernes 4 de marzo de 1966), p. 15, enfermo. .

Kienzle, Connie. "Los griegos lo vivieron en 2000 a. C.: la exposición de arte ofrece una visión". Prensa de Pittsburgh (27 de febrero de 1966), pág. 24, enfermo.

Parke-Bernet, Nueva York. Sale cat., 4 de diciembre de 1969, p. 79, lote 225, enfermo.

Sannibale, Maurizio. Le urne cinerarie de età ellenistica (Roma: "Erma" di Bretschneider, 1994), p. 125, nota al pie. 628.

Lyons, Claire L. "Sobre la procedencia y la larga vida de las antigüedades". Revista internacional de bienes culturales 23, edición. 3 (2016).

Barr, Judith. "Las trampas y las posibilidades de la investigación de procedencias: las colecciones históricas y el mercado del arte en el siglo XX". En Coleccionismo y coleccionistas: de la antigüedad a la modernidad. Alexandra Carpino y col., Eds. (Boston: Instituto Arqueológico de América, 2018), págs. 190-192, fig. 2.

Lyons, Claire L. "Antigüedades italianas a los museos estadounidenses: notas sobre el coleccionismo a principios del siglo XX". En Coleccionismo y coleccionistas: de la antigüedad a la modernidad. Alexandra Carpino y col., Eds. (Boston: Instituto Arqueológico de América, 2018), pág. 69.

Esta información se publica a partir de la base de datos de la colección del Museo. Las actualizaciones y adiciones derivadas de las actividades de investigación e imágenes están en curso, con contenido nuevo agregado cada semana. Ayúdenos a mejorar nuestros registros compartiendo sus correcciones o sugerencias.

/> El texto de esta página está sujeto a una licencia internacional Creative Commons Attribution 4.0, a menos que se indique lo contrario. Se excluyen imágenes y otros medios.

El contenido de esta página está disponible de acuerdo con las especificaciones del Marco Internacional de Interoperabilidad de Imágenes (IIIF). Puede ver este objeto en Mirador, un visor compatible con IIIF, haciendo clic en el icono IIIF debajo de la imagen principal, o arrastrando el icono a una ventana abierta del visor IIIF.


El Museo J. Paul Getty

Esta imagen está disponible para descargar, sin cargo, bajo el Programa de Contenido Abierto de Getty.

Urna y tapa cinematográfica

Desconocido 35,5 × 29 × 55 cm (14 × 11 7/16 × 21 5/8 pulg.) 71.AD.293

Las imágenes de contenido abierto tienden a tener un tamaño de archivo grande. Para evitar posibles cargos por datos de su proveedor, le recomendamos que se asegure de que su dispositivo esté conectado a una red Wi-Fi antes de realizar la descarga.

Actualmente no a la vista

Vistas alternativas

Delante, sin tapa

Detalles del objeto

Título:
Artista / Creador:
Cultura:
Lugar:

Chiusi, Italia (lugar creado)

Medio:

Terracota con restos de engobe blanco y policromía

Número de objeto:
Dimensiones:

35,5 × 29 × 55 cm (14 × 11 7/16 × 21 5/8 pulg.)

Departamento:
Clasificación:
Tipo de objeto:
Obras relacionadas
Obras relacionadas
Procedencia
Procedencia
Probablemente en 1948-1950

Gennaro Evangelista Gorga, italiano, adquirido por el Ministero della Pubblica Istruzione mediante la ley n. 711, 1950.

Ministero della Pubblica Istruzione, transferido al Museo Nazionale Preistorico Etnografico- Luigi Pigorini.

En 1960
En 1960-1964

Galerías de arte Stendahl, vendida a May Department Stores Company, 1964.

1964 - todavía en 1966

Colección privada [vendida, Galerías Parke-Bernet, Nueva York, 4 de diciembre de 1969, lote 225.]

Royal Athena Galleries (Nueva York, Nueva York), vendida al Museo J. Paul Getty, 1971.

Exposiciones
Exposiciones
Arte etrusco (21 de marzo al 14 de abril de 1963)
Bibliografía
Bibliografía

Falconi Amorelli, M.T. "Urnette etrusche dalla Collezione Gorga". Studi Etruschi 30, ser. 2 (1962), ambas ext. publicado ver registros para más detalles.

Langsner, Jules. "Carta de Los Ángeles". Art International 7, no. 5 (1963), ambas ext. publicado ver registros para más detalles.

Stendahl, A. E., ed. Etruscan Art (exh. Cat.), 21 de marzo-14 de abril de 1963. (Los Ángeles: Otis Art Institutue, 1963), ambas ext. publicado ver registros para más detalles.

"Objetos de arte de la antigüedad". Revista diaria posterior al envío de St. Louis (8 de enero de 1965), pág. 33, enfermo.

"De regreso a B.C." Revista dominical de Plain Dealer [Cleveland] (17 de octubre de 1965), pág. 46, enfermo.

"Algo viejo: de $ 3 a $ 12 000". El comerciante llano [Cleveland] (21 de octubre de 1965), pág. 20, enfermo.

The May Co., publicidad. El comerciante llano [Cleveland] (21 de octubre de 1965), pág. 3, enfermo.

Anuncio de Kaufmann. Prensa de Pittsburgh (Viernes 4 de marzo de 1966), p. 15, enfermo. .

Kienzle, Connie. "Los griegos lo vivieron en 2000 a. C.: la exposición de arte ofrece una visión". Prensa de Pittsburgh (27 de febrero de 1966), pág. 24, enfermo.

Parke-Bernet, Nueva York. Sale cat., 4 de diciembre de 1969, p. 79, lote 225, enfermo.

Sannibale, Maurizio. Le urne cinerarie de età ellenistica (Roma: "Erma" di Bretschneider, 1994), p. 125, nota al pie. 628.

Lyons, Claire L. "Sobre la procedencia y la larga vida de las antigüedades". Revista internacional de bienes culturales 23, edición. 3 (2016).

Barr, Judith. "Las trampas y las posibilidades de la investigación de procedencias: las colecciones históricas y el mercado del arte en el siglo XX". En Coleccionismo y coleccionistas: de la antigüedad a la modernidad. Alexandra Carpino y col., Eds. (Boston: Archaeological Institute of America, 2018), ambas extensiones. publicado, consulte los registros individuales para obtener más detalles.

Lyons, Claire L. "Antigüedades italianas a los museos estadounidenses: notas sobre el coleccionismo a principios del siglo XX". En Coleccionismo y coleccionistas: de la antigüedad a la modernidad. Alexandra Carpino y col., Eds. (Boston: Instituto Arqueológico de América, 2018), pág. 69.

Esta información se publica a partir de la base de datos de la colección del Museo. Las actualizaciones y adiciones derivadas de las actividades de investigación e imágenes están en curso, con contenido nuevo agregado cada semana. Ayúdenos a mejorar nuestros registros compartiendo sus correcciones o sugerencias.

/> El texto de esta página está sujeto a una licencia internacional Creative Commons Attribution 4.0, a menos que se indique lo contrario. Se excluyen imágenes y otros medios.

El contenido de esta página está disponible de acuerdo con las especificaciones del Marco Internacional de Interoperabilidad de Imágenes (IIIF). Puede ver este objeto en Mirador, un visor compatible con IIIF, haciendo clic en el icono IIIF debajo de la imagen principal, o arrastrando el icono a una ventana abierta del visor IIIF.


Las Colecciones Villanova, Etrusca y Helenística del Instituto de Artes de Detroit. Monumenta Graeca et Romana, 14

Este es el segundo catálogo de material antiguo de la colección del Instituto de Artes de Detroit que publica Brill. Sigue a la publicación de 2007 de Corinthian and Attic Vases por Brian Madigan ( Jarrones corintios y áticos en el Detroit Institute of Arts: figuras geométricas, negras y rojas. Monumenta Graeca et Romana 12, revisado por Mary B. Moore (BMCR 2008.08.24). Presentar colecciones eclécticas relativamente pequeñas, como la que se analiza, conlleva algunos desafíos. No existe una plantilla para el formato y los autores han elegido una variedad de soluciones, algunas de las cuales probablemente dependan de los editores. 1 Los catálogos publicados por Brill siguen un formato relativamente estándar: número de catálogo, período, nombre, fecha, medio y dimensiones, procedencia, descripción, discusión y bibliografía.

El catálogo de Caccioli presenta 127 objetos de alta calidad de una gran variedad que están notablemente bien seleccionados para representar las diversas categorías de la producción etrusca. El volumen se abre con una introducción de William H. Peck, ex conservador de arte antiguo en el Instituto de Artes de Detroit, sobre la formación de la colección etrusca que comenzó en la década de 1880 con un regalo de la señorita Clara Avery de cuatro piezas grises. buchero buques (Cat. Nos. 98-101). Otros obsequios individuales siguieron a finales del siglo XIX y a lo largo del siglo XX. La colección creció significativamente durante la primera mitad del siglo XX con algunas adquisiciones muy finas, como dos urnas cinerarias (Cats. No. 1, 2), y el famoso jinete de bronce (Cat. No. 8). La mayor parte de la colección, más de sesenta piezas, fue donada al museo en 1961 por la Fundación Etrusca. La mayor parte de este material había estado en los almacenes del Museo Archeologico Nazionale de Florencia y había sido entregado a la Fundación Etrusca por esa institución. La discusión de Peck es otra contribución a la fascinante historia de las colecciones y coleccionistas estadounidenses.

Los objetos están organizados según el medio, con subcategorías según los tipos. Cada sección tiene su propia breve introducción que coloca la categoría en el contexto más amplio del arte etrusco. El Capítulo II, “Piedra”, incluye tres urnas cinerarias. Gato. Los números 1 y 2 son de Volterra y representan dos variedades típicas de ese sitio. Gato. El No. 1 es un objeto finamente tallado hecho de alabastro con un banquete masculino reclinado en la tapa y una escena mitológica tallada en el cuerpo. Gato. El n. ° 2 es un tipo ms resistente, tallado en toba con un estndar dextrarum iunctio escena en la caja. La tercera urna es probablemente de Chiusi y tiene una inscripción en el borde inferior de la tapa. Este pequeño grupo representa una de las características notables de la colección en su conjunto: el énfasis en algunos ejemplos bien conservados que ilustran un tipo o un taller.

El Capítulo III, “Bronce”, incluye seis subcategorías, 1.estatuillas, 2.espejos, 3.joyas, 4.vasos, 5.herramientas, armas, armaduras, instrumentos y 6.misceláneos. Las seis estatuillas abarcan un amplio rango cronológico desde el siglo VII al IV-I. ANTES DE CRISTO. Mientras que la hermosa estatuilla de alta calidad de un jinete de finales del siglo V a. los últimos Heracles (Cat. No. 9) representan los dones más mundanos de los etruscos menos ricos. El único espejo de la colección (Cat. Nº 10), grabado con una escena de mujeres bañándose, es típico de este tipo de objeto producido en Praeneste. Trece peroné de bronce y dos brazaletes de bronce constituyen la categoría de joyería. Todos están en buen estado y representan una amplia variedad de este tipo de objetos. Hay cinco vasijas completas, cada una de una forma diferente, y un vivo apego de leopardo (Cat. No. 31). En la categoría de armas, armaduras, instrumentos, hay algunas finas cabezas de hacha tempranas (Núm. De cat. 34, 35), pero las dos piezas más destacadas son un casco (Núm. De cat. 41) de finales del siglo VI a principios del siglo V . y un juego de chicharrones de la misma época muy bien conservado. Los instrumentos incluyen cucharones, un soporte de antorcha típico etrusco (Cat. No. 45) y un bonito strigil con una inscripción estampada (Cat. No. 46). Los broches de caballo, los adornos y los cierres de cinturón completan la categoría miscelánea. Nuevamente, las piezas se encuentran en buen estado de conservación y varían en forma y decoración.

Toda la alfarería se agrupa en el Capítulo IV. "Cerámico." La introducción a esta sección presenta las peculiaridades de la cerámica típica etrusca en el contexto de los prototipos griegos y del Cercano Oriente. Los elementos están ordenados cronológicamente y según la tela, comenzando con el empaste de Villanova de finales del siglo IX. Con la excepción de Cat. No. 70, un Dolio grande impresionante, un regalo reciente, las piezas de empaste son modestas, pero representan la variedad de formas y decoración de esta sencilla vajilla. La colección cuenta con 47 muy buenos ejemplos de cerámica de grano fino típicamente etrusca, buchero, incluyendo cuatro piezas simples de la variedad gris. Ilustran buena parte de la gran variedad de formas y decoración disponibles en este tejido flexible. los buchero La categoría es seguida por varias respuestas etruscas a la cerámica griega: Etrusco-Geomertic, Etrusco-Corinthian, Black-Figure, Red-Figure y Etruscan Black Gloss. Gato. No. 110, un aryballos redondo etrusco-corintio, atribuido al pintor Bobuda, también aparece en el catálogo de Detroit Corinthian and Attic Vases de B. Madigan, mencionado anteriormente, (págs. 10-11, Cat. No. 18 ) como posiblemente Etrusco-Corintio. El ejemplo de una figura negra etrusca (Cat. No. 111) es un ánfora de cuello muy fina y bien conservada del pintor Micali. Hay algunas piezas helenísticas (números de cat. 117-123), incluida una olla de empaste burdo que contenía restos humanos. (Cat. No. 122) La colección de cerámica etrusca es ciertamente digna de atención, ya que incluye una gran variedad de objetos bien conservados representativos de su tipo y técnica.

El Capítulo V presenta cuatro objetos de terracota, dos esculturas votivas y un fragmento de revestimiento arquitectónico antiguo y uno moderno. El último (Cat. No. 127) es interesante porque se puede atribuir al taller de Orvieto de Riccardo y Amedeo Riccardi que produjo falsificaciones etruscas en la década de 1920. Los falsificadores en realidad se basaron en moldes tomados de obras etruscas originales para crear sus piezas. Quizás con la publicación de este catálogo, esta pieza encuentre su lugar en la beca sobre falsificaciones etruscas. La reciente publicación de Paul Craddock sobre falsificaciones salió demasiado tarde para ser incluida en la bibliografía. 2 El volumen concluye con una extensa bibliografía (Capítulo VII). Las entradas de Caccioli son minuciosas, pero la intrusión de comparanda en las descripciones puede resultar confusa. Siempre se puede agregar una referencia o dos a la comparanda, pero Caccioli proporciona muchas referencias recientes para cada entrada. La ortografía excéntrica del corintio como corintio, etc. es una rareza. Cada objeto está ilustrado, a veces con más de una imagen, pero la calidad de las ilustraciones varía. Tres bellas fotografías acompañan a Cat. No. 1, pero desafortunadamente no hay ilustraciones de los paneles laterales. Un detalle o dos (tal vez dibujados) del friso en el buchero cáliz (Cat. No. 85) hubiera sido de mucha ayuda. Este friso es de gran interés y la descripción verbal es difícil de seguir sin alguna ayuda visual. Algunas de las ilustraciones están un poco borrosas, por ejemplo las de Cat. No. 96, un bucchero pesante tapa.

En general, este es un volumen muy bien investigado y bien presentado. La colección villanovana, etrusca y helenística del Instituto de Artes de Detroit puede no ser extensa, pero consiste en un grupo coherente e importante de objetos cuidadosamente seleccionados y bien conservados. Se debe felicitar al editor por hacer que estas colecciones estén disponibles en un formato de catálogo estándar.

1. Por ejemplo, Jean MacIntosh Turfa, Catálogo de la Galería Etrusca del Museo de Arqueología y Antropología de la Universidad de Pensilvania, Filadelfia 2005, presenta 324 objetos y también incluye capítulos sobre la arqueología de la Italia central temprana y sobre grupos de tumbas que preceden al catálogo mismo. Similar, Antigüedades clásicas en la Universidad de Nueva York ed. Larissa Bonfante y Blair Fowlkes, Roma 2006, es un catálogo de 91 objetos con una extensa introducción y extensas entradas que incluyen notas al final en lugar de referencias en el texto.

2. Paul Craddock, Investigación científica de copias, falsificaciones y falsificaciones, Elsevier, Oxford 2009. P. 197 trata específicamente de la empresa familiar Riccardi.


Museos de arte de Harvard / Museo Fogg | Museo Bush-Reisinger | Museo Arthur M. Sackler

Las muertes violentas, en particular las que iban en contra de las normas sociales y religiosas, eran un tema común en el arte funerario etrusco. El motivo de dos guerreros muriendo simultáneamente, cada uno a manos del otro, era una imagen popular de las urnas de cenizas, que aparecía cientos de veces. Los combatientes pueden representar a Eteocles y Polinices, los desafortunados hijos de Edipo que se mataron en una batalla por la realeza de Tebas, pero no está claro si los artistas o espectadores etruscos habrían buscado un mito griego específico en la imagen. Las figuras aladas a ambos lados son probablemente Vanths etruscas (diosas de la muerte). El hombre reclinado sobre la tapa está muy alejado de estas descortesías. Sostiene un cuenco de un tipo que se usa comúnmente para servir libaciones a los dioses, y su cabello rizado exuberantemente y su pose holgazana nos dejan sin saber si se reclina en un sofá de banquete o en su lecho de muerte.

Número de objeto de identificación y creación 1932.56.134.AB Título Urna cinematográfica con hombre reclinado y escena de batalla Clasificación Escultura Tipo de obra escultura Fecha primera mitad del siglo II a. C. Lugares Lugar de creación: Mundo antiguo y bizantino, Europa, Clusium (Etruria) Período período helenístico Cultura Etrusca Enlace permanente https://hvrd.art/o/332045 Ubicación Nivel 3, Sala 3700, Arte antiguo del Mediterráneo y Oriente Próximo, Arte romano

Vea la ubicación de este objeto en nuestro mapa interactivo. Descripciones físicas Mediano Terracota pintada Dimensiones 53 cm de alto x 44,5 cm de ancho x 25 cm de profundidad (20 7/8 x 17 1/2 x 9 13/16 pulg.) Procedencia Dr. Harris Kennedy, Milton, MA (para 1932), obsequio al Museo de Arte William Hayes Fogg, 1932. Línea de crédito de adquisición y derechos Museos de arte de Harvard / Museo Arthur M. Sackler, obsequio del Dr. Harris Kennedy, promoción de 1894 Año de adhesión 1932 Número de objeto 1932.56.134. AB División Arte asiático y mediterráneo Contacto [email protected] Los museos de arte de Harvard fomentan el uso de imágenes que se encuentran en este sitio web para uso personal, no comercial, incluidos fines educativos y académicos. Para solicitar un archivo de mayor resolución de esta imagen, envíe una solicitud en línea. Descripciones Descripción En el frente, relieve de batalla: Eteocles y Polinices con Furias aladas. Historial de publicaciones

D. Barrett Tanner, "Arte etrusco en el Museo Fogg", Boletín del Museo de Arte Fogg (1933), vol. 3, núm. 1, 12-17, pág. 16, fig. 6.

[Solo reproducción], Perséfone, Vol. 11, núm. 1, primavera de 2011, pág. 48.

32Q: 3700 romano, Harvard Art Museums, 16/11/2014 - 01/01/2050

Este registro ha sido revisado por el personal curatorial, pero puede estar incompleto. Nuestros registros se revisan y mejoran con frecuencia. Para obtener más información, póngase en contacto con la División de Arte Asiático y Mediterráneo en [email protected]

Al crear su cuenta de Harvard Art Museums, acepta nuestros Términos de uso y Política de privacidad.


Caliza etrusca enorme tapa de una urna cineraria con una figura reclinada - 430 × 670 × 210 mm - (1)

ARTÍCULO: Tapa de urna cineraria con figura reclinada
MATERIAL: piedra caliza
CULTURA: Etrusca
PERIODO: 200 - 50 A.C, Volterra
DIMENSIONES: 430 mm x 670 mm x 210 mm
ESTADO: Restaurado, ver fotos
PROCEDENCIA: Ex colección privada holandesa, Sr. H.C.F.A. Van der A. (1904-1980). Comprado en el período 1960-1978.

Los etruscos, como la gente de hoy, practicaban dos formas de entierro, la cremación y la inhumación. Los restos del difunto se colocaron en un ataúd que se instaló en una tumba familiar. La inhumación requería un sarcófago de tamaño natural. Si se optaba por la cremación, el ataúd era naturalmente de pequeñas dimensiones, ya que debía contener solo las cenizas del difunto.

Algunas de las obras más sorprendentes que quedan son funerarias. Los etruscos construyeron ciudades para sus muertos con impresionantes tumbas excavadas en la roca. Estas tumbas reflejan el arte, la arquitectura y la cultura de Etruria. Las paredes de muchas de estas tumbas estaban cubiertas de coloridos frescos que celebraban la naturaleza y la buena vida. Algunos muestran escenas alegres de banquetes, juegos y músicos, otros muestran escenas de la naturaleza y el ritual.

Las urnas cinematográficas se diseñaron en muchos estilos diferentes a lo largo del tiempo. Algunas son hermosas vasijas con tapa con pintura deslizante y adiciones de pequeños maodeles de vasijas votivas. Una forma que se repite en otras culturas del mundo a través del tiempo es un recipiente figurativo con un "retrato" del difunto. Otra es una pequeña forma de sarcófago que tuvo muchas permutaciones a lo largo del tiempo, algunas son muy pequeñas y otras extremadamente ornamentadas.

Viene con certificado de autenticidad y licencia de exportación de la Unión Europea.

Si realiza una oferta fuera de la Unión Europea y gana el artículo, debemos solicitar una nueva licencia de exportación a su país y el envío se demorará entre 3 y 5 semanas.

El Vendedor puede probar que el lote se obtuvo legalmente, declaración de procedencia vista por Catawiki.
Información importante. El vendedor garantiza que tiene derecho a enviar este lote.
El vendedor se encargará de que se gestionen los permisos necesarios.
El vendedor informará al comprador sobre esto si demora más de unos días.


Introducción a la historia de las urnas de cremación de cerámica

La cerámica tiene una historia vasta y antigua. A lo largo de gran parte de esa historia, la gente ha estado creando vasijas y otras obras para usar en ceremonias funerarias. Muchos de estos recipientes se usaron para guardar los restos después de la cremación, otros se usaron para ritos y rituales funerarios o para conmemorar a los difuntos. Esta historia se extiende a más de 10.000 años e incluye la mayoría de las civilizaciones del mundo. Una variedad de arcillas se encuentran naturalmente en gran parte de la tierra y es un material muy común. Debido a la asombrosa capacidad de la arcilla para ser moldeada y cocida a una dureza similar a la de la piedra, la tecnología cerámica surgió de forma independiente en varios lugares y épocas de la historia humana. Es quizás la tecnología más antigua de la humanidad y una habilidad antigua venerada.

Algunas de las cerámicas más hermosas del mundo son las antiguas vasijas funerarias que quedan de diferentes culturas. Una de las mayores civilizaciones occidentales en crear una tecnología cerámica bien desarrollada fue la cultura grecorromana. La cultura griega antigua tenía una larga tradición de cremación que se trasladó al Imperio Romano y se extendió por gran parte del mundo occidental antiguo. Con el tiempo, la cerámica utilizada para los ritos funerarios adquirió muchas formas diferentes.

Urna Cinerary Villanovan Italia ca 900-700 aC Urna funeraria etrusca Italia ca. 150 a. C. Loutrophoros protattic, ca. 680 a. C. Encontrado en Atenas.


ORÍGENES DEL ARTE ROMANO Y PERIODO DE LA REPÚBLICA (753 a 44 a. C.)

Urna cineraria de la cultura villanovana con la forma de una choza que muestra la forma probable de Romulus & # 8217 Hut in Rome: una simple casa de barro y paja, ca. Siglos IX al VIII a. C. (Museo de Arte Walters, Baltimore).

Los asentamientos prehistóricos en Roma están respaldados por evidencia arqueológica. El hombre prehistórico italiano se tatuó y pintó su piel. Sus costumbres funerarias incluían entierros y cremaciones: las cenizas se depositaban en toscas vasijas enterradas en el fondo de agujeros artificiales abiertos en la roca. Este tipo de enterramiento se encontró en la necrópolis de Villanova junto con algunos objetos de bronce. Estas urnas funerarias contenían pequeñas urnas con forma de choza donde se depositaban las cenizas, representaban una especie de réplica en miniatura de la casa que habitó el difunto durante su vida. Estos pueblos posneolíticos ocuparon el centro de Italia mientras que, simultáneamente, una civilización más avanzada ocupaba el norte de la península itálica. Estos pueblos habitaban algunos campings construidos sobre plataformas de madera sostenidas por pilotes conocidos como terramares *(o Cultura terramare). Estas terramares estaban rodeados por un muro de tierra con cuatro puertas ubicadas en el centro de los cuatro lados. Este cerramiento era trapezoidal o rectangular. Dos calles anchas corrían de norte a sur y de este a oeste, y estas ciudadelas se alinearon después del solsticio de primavera. El plan rectangular de la terramares y sus dos calles que se cruzan en ángulo recto persistieron en el sistema de cuadrícula seguido más tarde por los planes de urbanización romanos.

Reconstrucción de un asentamiento Terramare en Veneto (Italia).

La gente de estos terramares & # 8217 las aldeas emigraron desde el norte de Italia hasta el centro de Italia y se impusieron por la fuerza o se infiltraron entre las poblaciones primitivas del Lacio en el centro de Italia. Los pueblos que originalmente ocuparon el Lacio se llamarían los plebe, mientras que los recién llegados del norte de Italia fundarían los romanos patricio familias o viceversa, ambos grupos siempre se mantuvieron separados con sus propios ritos funerarios y costumbres diferentes. Plebe y Patriciate, que vivían juntos sin mezclarse, formaban el Urbs, la & # 8220 Ciudad Eterna & # 8221 de Roma, como se la conocería más tarde. Las habilidades innegables de la ciudad de Roma para el gobierno y la administración tienen que remontarse a la organización casi municipal de las aldeas terramares & # 8217.

Los recién llegados del Norte aprendieron en Lacio cómo construir grandes muros de piedra para encerrar sus ciudades cuadradas como sucedió con el primer recinto del Palatino. Esta colina de Roma, que luego será ocupada por el palacio imperial, estuvo habitada exclusivamente por familias patricias durante la época de la República. Fue considerado como el primer núcleo de las siete colinas de Roma, el Septimontiuma saber, los cerros Aventino, Celiano, Capitolino, Esquilino, Palatino, Quirinal y Viminal. Roma fue entonces llamado Roma cuadrata porque su plataforma superior tenía la forma de un cuadrado como el terramares.

Restos de un Fanum romano-galo en la localidad de Lestards (Francia).

los terramares Incluido en un lado de la plataforma del pueblo & # 8217s un montículo de tierra artificial para el culto tribal. Era un lugar llamado mundus o templum donde se suponía que la voluntad del adivinar numens * (o divinidades) se manifestó. Este montículo podría haber sido el origen de un tipo de santuario latino llamado fanum *que era un lugar sagrado donde los devotos se reunían en honor de una deidad local o numen. Aquí hay dos aspectos de las religiones de los pueblos itálicos que los hacen completamente diferentes del culto griego y que tuvieron importantes consecuencias para el desarrollo de sus formas artísticas. los itálico fanum no es el hogar de un dios, como lo era el templo griego, sino un lugar sagrado sin ninguna estructura monumental que acomodaría a la divinidad o almacenaría su imagen porque el itálico numen no tenía apariencia física o corporal y no estaba seguro de si era hombre o mujer.

La primitiva religión en cursiva del numens fue transformado gradualmente primero por la cultura etrusca y segundo por la influencia de los cultos helénicos. Los numens finalmente se identificaron con dioses etruscos y griegos y, como consecuencia, tomaron forma humana.

Las murallas de la Acrópolis de Alatri, construida por los romanos ca. 385 a. C. (Región de Lazio, Italia).

A principios del siglo VIII a. C. fanums en cursiva y la mayoría de las ciudades del Lacio estaban encerradas en grandes muros cuadrados o poligonales. Fue así como, además de Roma, otras ciudades se convirtieron en ciudades-estado, cada una encerrada entre fuertes muros de piedra.

Reconstrucción de la antigua Colina Capitolina con el templo de Júpiter Optimus Maximus. Pared posterior de los cimientos del templo de Júpiter Optimus Maximus (Museos Capitolinos, Roma).

Algunas Acrópolis religiosas de este período son el recinto de Alatri y el Capitolio (o Colina Capitolina) de Roma. Esta colina, separada de la & # 8220 ciudad cuadrada & # 8221 de la Colina Palatina por el valle del Foro, fue fortificada por los reyes etruscos y su doble cumbre sirvió de lugar para un templo y una ciudadela. El templo de Júpiter Capitolinus también conocido como el Templo de Júpiter Optimus Maximus, que fue reconstruida varias veces, fue el centro de la piedad romana. Estaba dividido en tres cellas, cada uno para un culto diferente, la llamada Tríada Capitolina: Júpiter, Juno y Minerva, los números protectores del pueblo romano. Tenía un pórtico doble con cuatro columnas en la fachada que estaban mucho más separadas que las del templo griego clásico. La cornisa estaba decorada con un acroterion muy complicado y sus frontones con grupos de estatuas de terracota ejecutadas por artistas de Etruria. En conclusión, este templo ofrecía todas las características de un santuario etrusco, desde la idea de dar un hogar a los numens hasta su decoración cerámica.

La civilización etrusca jugó un papel importante en la organización de la primera ciudad de Roma. The Etruscans not only introduced in Rome their religious rites, a structured priestly class, and the form of the official sanctuary, but for several years (from 550 to 509 BCE) Etruscan men were the rulers of the Eternal City until about the year 509 BCE in which the Etruscan Tarquinius Superbus was overthrown by the Romans whom then adopted the regime of the Republic. Three Etruscans were kings of Rome: Tarquinius the Elder, Servius Tullius and Tarquinius Superbus. Servius Tullius was the builder of the first city walls while the Tarquins, father and son, commissioned the Cloaca Maxima (one of the world’s earliest sewage systems) and the aforementioned temple of Jupiter Capitolinus.

Cloaca Maxima (above, exterior below, interior), from VI century BCE. (Rome), which made use of vaults and arches typical of the Etruscan construction. Later, Roman architecture would make use of both techniques with majestic results.

Rome started its expansion throughout Italy during the time of the Republic, but as earlier as the beginning of the seventh century BCE it had been opened to the Hellenic cultural influence. This Greek influence, initially coming from Naples, introduced the classical art starting in the Greek colonies located in the South of the Italic peninsula, and later from Greece itself. The Greek influence was irresistible. The old Roman numens had to be identified with the Olympian gods: Jupiter the numen of the Monte Albano volcano was mistook with Zeus Juno the numen of Lavinia with Hera Diana the numen of a small forest in Lazio near Rome was recognized as Artemis Mars a Latin numen identified with farming was resigned to become the Greek Ares god of war Athena was reduced to Minerva. For these new deities it was necessary to build temples in Greek style.

In Rome and Lazio there are few buildings and sculptures from the time of the Republic. The architecture of the early Republic of Rome derived from the Etruscans and the Greek colonies of southern Italy. In Cori, a small town of Latium near Rome, there is a building called the Temple of Hercules, Doric in style with slender columns and flat moldings in its entablature. The front porch with four columns in the facade was covered with wood. The combination of Etruscan and Hellenistic styles is here clear.

Temple of Hercules at Cori (Lazio, Italy), II century BCE. The building rests on a podium, a typically Roman feature.

In Rome there was also a temple consecrated to the numen of the Fortuna Virile also called the Temple of Portunus. It is pseudo-peripteral, which means the colonnade that should surround it has been abbreviated so the columns of the portico are free-standing while the five columns on the long sides and the four columns at the rear are embedded along the walls of the cella. The columns’ capital is Ionic and from the volutes extend some curved palmettes. Both the Cori’s temple and the Temple of Portunus are settled on a high plinth or podium*holding the entire temple. This is a genuinely Latin element which will later be retained by the Roman temples of the imperial era.

The Temple of Portunus known also as the Temple of Fortuna Virilis (“manly fortune”), ca. I century BCE., located in the ancient Forum Boarium by the Tiber, Rome. Again, the temple rests on a podium.

los podio was usually decorated only with a lower molding and sometimes another was added at the top, but sometimes was enriched with a frieze divided by triglyphs and metopes with stylized roses. The Corinthian order was also used by the Romans. In the circular temples found at Tivoli, one of them being the Temple of Vesta, and the Temple of Hercules Victor in Rome have capitals that reproduced all the elements of the Greek Corinthian order, although these capitals were much more rude, crude, and the acanthus leaves are devoid of the ideal fineness observed in Greek models. The circular temples were almost a specialty of the Roman art, this form was adopted perhaps by tradition as a reminiscent of the huts of the primitive inhabitants of Latium in central Italy.

The “Temple of Vesta” in Tivoli, Italy, dating to the early 1st century BCE., its frieze is decorated with garlands of Hellenistic taste. Temple of Hercules Victor at Rome, 1st century BCE. The roof rests directly over the columns, and its podium is not as tall.

A very characteristic feature of the Roman construction that began to manifest from the time of the Republic was the superposition of the architectural orders: thus the more robust Doric style was used in the lower floor, the Ionic order was employed in the second floor, and sometimes the third floor had Corinthian style columns. This will facilitate Roman architects the construction of very complex monumental civil works using the same basic types that Greeks used for one story buildings. The ancient example of this solution is seen in the old building of the Tabularium or Archive which closes the valley of the Forum by the side of the Capitol.

The Tabularium or official records office of ancient Rome, located within the Roman Forum on the front slope of the Capitoline Hill, below the Temple of Jupiter Optimus Maximus, ca. 78 BCE. (Above: exterior below: interior).

los Tabularium was built under orders of the consul Lucius Cornelius Sulla Felixin in 86 BCE and is nothing more than a double wall with narrow corridors between them where official documents were filed in time of the Republic. The facade facing the Forum is not only of great strength but monumental, it is decorated with Doric columns embedded as decorative pilasters that appear to support the arches of the large porch.

los basilica*, then a large public building where business or legal matters could be transacted and which didn’t have any religious function at all, was another building typical of the Roman life. Although the origin of the basilica should also be sought in Asiatic Greece, it was in Rome where the basilica became an architectural space with three naves: the largest being the central one formed a big hall with a colonnade on each side. The first basilica in Rome was built by censor Fulvius Aemilius the year 179 BCE and because it was under the patronage of this family it retained the name of Basílica Emilia. It was on one side of the Forum and had five naves. Its porticoes lacked exterior walls. In later basilicas though the naves were enclosed by a wall with windows, as would happen centuries later in the Christian basilicas.

The remains of the Basilica Aemilia in the Roman forum, built in 179 BCE. Reconstruction of the Basilica Aemilia.

During the Republic, Etruscans exercised a major role in Roman sculpture. They were skilled bronze casters and although the models were often Greek, their ultimate style was definitely influenced by Etruscan, Latin and Roman artists.

It is possible to recognize two sets of bronze portraits dating from the time of the Republic. The first included purely Etruscan works, while in the second series the Etruscan influence is not as notorious and the typical Roman style becomes stronger even if they still used the Etruscan techniques of bronze casting. The Etruscans continued to maintain a large colony in Rome which lasted until the time of Augustus. They had their own neighborhood: the vicus Tuscus (or “Tuscan neighborhood”) located close to the Capitol.

Patricio Barberini, end of the 1st century BCE, (Capitoline Museums, Rome).

It seems that in early Rome there was a particular law -the jus imaginum– which prohibited portraits of people who had not held important positions in the city’s administration. These positions were only three for the magistrates who were entitled to a chair seat: consul, tribune, and praetor. Note the difference between portrait restrictions between the early Greeks and Romans. In Greece, during the first centuries after the invasion of the Dorians, were only entitled to a portrait the heroic “characters” considered as such either for winning the race of one hundred meters in Olympia or by Zeus’ will of giving them the category of heroes by an instant death by lightning. In Rome the right of being portrayed in an effigy was obtained by serving the State and vice versa. los ius imaginum*was rigorously followed only in the early centuries of the Republic. This requisite prescribed that these positions were of high category, that is the right to a chair seat (comparable to the royal throne) meant that the portrayed person had no limitations on his power. Thus, during the time these people served the State they were considered numens, something more than simple mortals, and therefore should not be prohibited to be portrayed.

Head of Agrippa, consul of the Republic, ca. 25-24 BCE. (Louvre). Portrait of Publius Cornelius Scipio Africanus, general and statesman of the Republic, bronze (National Archaeological Museum, Naples).

Early portraits of Roman officials who got the right to an effigy were just busts and were made in wax. They were kept in a special cabinet, like a shrine, called tablinum opened in one of the walls of the central atrium of the Roman house. Over time these busts became rumpled and soiled and had to be replaced by copies in bronze or marble. The wax busts were polychrome and had natural hair, all of which contributed to the disarray of these ancestral portraits.

The Roman sculpture remained rough and crude almost throughout the whole time of the Republic. Only in the second century BCE, Roman patricians who had traveled through Greece and the East began importing statues for their private collections, as well as the trophies that arrived in Rome coming from military conquests.

Diana or Artemis of Pompeii (National Archaeological Museum, Naples).

In Naples was founded a local school of sculpture that focused on reproducing old models that were highly esteemed by collectors of the time of the Republic. During this time one of the most curious characteristic of this school was the imitation of archaic works. We know countless statues and reliefs that have tried to mimic the naive way of stiffly arranging clothing folds and fringes in rigid zigzag, the attitude, and gesture somewhat static of works from the early Greek art. In one of these statues called “Diana of Pompeii” the artist has tried to imitate the sense of “movement” displayed in works of the archaic Greek period. The face also shows the archaic or stereotyped smile, long eyes and symmetric hair curls which the artist used to infuse the clear impression of an Ionian Greek statue of the sixth century BCE.

One of the features of other school, the Hellenistic school of Naples, was a singular erudition and great knowledge of the classical types. The founder of this school was a Greek named Pasiteles. Menelaos (disciple of Estéfano who in turn was a disciple of Pasiteles) was the author of an academic group housed in the National Museum of Rome. It is an elegant composition with two figures artfully arranged and neatly executed, but cold in expression as are always the works from overly scholarly schools inspired by a retrospective admiration for artistic forms already surpassed. From the same school is the group housed in the Prado Museum called of “San Ildefonso”. One of his two statues resembles the type of the Doryphoros of Polykleitos while the other repeats the type of the Satyr of Praxiteles.

Statue of Orestes and Electra, 1st century BCE., a Hellenistic-type work by Menelaus (Palazzo Massimo alle Terme, Rome). The San Ildefonso Group also known as Orestes and Pylades, ca. 10 BCE. (Museo Nacional del Prado, Spain). Other authors identified these statues as the brothers Castor and Pollux.

In Roman painting was famous an artist named Fabio Píctor whose frescoes depicted military scenes with descriptive and commemorative value. By this time Rome started to produce its characteristic pottery of thin, shiny, and reddish clay on which reliefs were carved by applying molds with ornamental forms (such as egg shaped designs and palms) or with figures, or adding reliefs on the clay without using molds. This pottery is found throughout the whole Roman world and it is called arretine pottery*o arretine vessels because their most famous factories were located in Aretium (modern Arezzo). Their bright red appearance and delicate reliefs were imitated by local workshops in some Roman provinces of Southern Gaul (France) and Hispania (Spain) who manufactured the style of pottery archaeologists call terra sigillata*.

An example of Arretine pottery or terra sigillata (Archaeological Museum, Barcelona). South Gaulish bowl, late 1st century AD, (British Museum).

Arretine pottery: A type of ancient clay ware manufactured at and near Arezzo (Tuscany) a little before the middle of the 1st century BCE.

Fanum: (from Latin fānum, meaning “ shrine ”, pl. fana). The site of an Ancient Roman temple or shrine.

Ius imaginum:The right (ius) recognized to the Roman nobles to keep in the atrium of their homes the maiorum imagines, “images” or portraits (initially mortuary masks, then replaced by clipeatae images) of their ancestors, who were also objects of exhibition during the funerals, where they represented an important role for the demonstration of the continuity of the virtues within the Roman family.

Podium: (pl. podiums or podia). A platform used to raise something to a short distance above its surroundings. It derives from the Greek πόδι (foot). In architecture a building can rest on a large podium. Podia can also be used to raise people, for instance the conductor of an orchestra stands on a podium as do many public speakers.

Terra Sigilata: (meaning “clay bearing little images”, Latin sigilla). Terra sigillata as an archaeological term refers chiefly to a specific type of plain and decorated tableware made in Italy and in Gaul (France and the Rhineland) during the Roman Empire. These vessels have glossy surface slips ranging from a soft lustre to a brilliant glaze-like shine, in a characteristic colour range from pale orange to bright red they were produced in standard shapes and sizes and were manufactured on an industrial scale and widely exported. The products of the Italian workshops are also known as Arretine ware or pottery from Arezzo and have been collected and admired since the Renaissance.

Terramare culture: (Terramare de terra marna, meaning “marl-earth”, where marl is a lacustrine deposit). An archaeological culture mainly of the central Po valley, in Emilia-Romagna, Northern Italy, dating to the Middle and Late Bronze Age ca. 1700–1150 BCE. It takes its name from the “black earth” residue of settlement mounds. The population of the terramare sites is called the terramaricoli and are considered an ancestral Roman population.


Ver el vídeo: Etruscan Art (Agosto 2022).