Nuevo

Cómo hablar el verso de Shakespeare

Cómo hablar el verso de Shakespeare

Comenzamos con un enfoque práctico a una vieja pregunta: ¿cómo se habla el verso shakesperiano? Da vida a Shakespeare en el aula y en el estudio de teatro con el entendimiento de que Shakespeare escribió sus obras en verso. Este marco poético no solo le da a los personajes un patrón de discurso estructurado sino también una autoridad mejorada.

¿Qué es el verso?

A diferencia de las obras modernas, Shakespeare y sus contemporáneos escribieron obras en verso. Este es un marco poético que le da a los personajes un patrón de discurso estructurado y mejora su autoridad. Típicamente, el verso de Shakespeare está escrito en líneas de diez sílabas, con un patrón de 'estrés sin estrés'. El estrés está naturalmente en las sílabas pares.

Por ejemplo, eche un vistazo a la primera línea de Duodécima noche:

Si mu- / -sic ser / el comida / de amor, / jugar en
licenciado en Letras- CULO / ba- CULO / ba- CULO / ba- CULO / ba- CULO

Sin embargo, el verso no se habla continuamente en las obras de Shakespeare. En general, los personajes de nivel superior hablan versos (ya sean mágicos o aristocráticos), especialmente si están pensando en voz alta o expresando sus pasiones. Entonces se seguiría que los personajes de bajo estatus no hablan en verso, hablan en prosa.

La forma más fácil de saber si un discurso está escrito en verso o en prosa es mirar cómo se presenta el texto en la página. El verso no va al borde de la página, mientras que la prosa sí. Esto se debe a las diez sílabas de una estructura lineal.

Taller: Ejercicios para hablar en verso

  1. Elija un discurso largo de cualquier personaje en una obra de Shakespeare y léalo en voz alta mientras camina. Cambie de dirección físicamente cada vez que llegue a una coma, dos puntos o punto final. Esto te obligará a ver que cada cláusula en una oración sugiere un nuevo pensamiento o idea para tu personaje.
  2. Repita este ejercicio, pero en lugar de cambiar de dirección, diga las palabras "coma" y "punto final" en voz alta cuando llegue a la puntuación. Este ejercicio ayuda a aumentar su conciencia de dónde hay puntuación en su discurso y cuál es su propósito.
  3. Usando el mismo texto, toma un bolígrafo y subraya lo que crees que son las palabras de estrés natural. Si ve una palabra que se repite con frecuencia, subráyela también. Luego practique hablar el texto con énfasis en estas palabras clave de estrés.
  4. Usando el mismo discurso, dilo en voz alta forzándote a hacer un gesto físico en cada palabra. Este gesto puede estar claramente conectado a la palabra (por ejemplo, un dedo sobre "él") o puede ser más abstracto. Este ejercicio le ayuda a valorar cada palabra del texto, pero nuevamente le dará prioridad a las tensiones correctas porque naturalmente hará más gestos al decir palabras clave.

Finalmente y sobre todo, sigue hablando las palabras en voz alta y disfruta del acto físico del habla. Este disfrute es la clave para todo buen verso hablado.

Consejos de rendimiento

  • Utilice siempre la puntuación para descubrir los lugares naturales para hacer una pausa o respirar al hablar versos. Un error común es hacer una pausa para respirar siempre al final de una línea. Como Shakespeare a menudo escribe oraciones que cruzan líneas, esta tendencia a respirar al final de la línea distorsionará el significado y creará una entonación antinatural.
  • Tenga en cuenta los ritmos de estrés natural en el verso, pero no permita que dominen su entrega de la línea. En cambio, mire la línea en su totalidad y decida a dónde debe ir su estrés.
  • Escuche las bellas imágenes y los elementos poéticos del verso y cierre los ojos al decir las palabras. Permita que las imágenes formen imágenes en su mente. Esto te ayudará a encontrar significado y sustancia en tus líneas. Si te conectas imaginativamente con el idioma, naturalmente hablarás las palabras de manera más efectiva.
  • Escuche con atención los choques de ritmos y sonidos en el verso de Shakespeare. A menudo, las palabras repetidas, los sonidos armónicos y los sonidos contradictorios te ayudan a comprender las intenciones de Shakespeare y las motivaciones de tu personaje.
  • Obviamente, use un diccionario si el contexto no le presenta el significado de una palabra que usted dice. No saber el significado de una de tus palabras puede ser un problema. Si no sabes lo que significa, ¡lo más probable es que el público tampoco lo sepa!